21/02/2020 - 05:00

México / Redacción MX Político.-  A sus 7 años, Fátima encontró la muerte, pues uno de sus agresores quería un ‘regalito’ y su esposa Giovana salió a buscarlo; sin embargo, como la niña empezó a gritar, la asfixiaron presuntamente con un cinturón.

Tras cometer el homicidio, la pareja huyó de la Ciudad de México y se escondió en casa de unas tías de Mario, en el municipio mexiquense de Isidro Fabela.

Mayela Hernández, quien vive con Irma, tía de Mario ‘N’, recuerda que Giovana dijo que estaba dispuesta a entregarse, pero su pareja no, argumentando que a él no lo buscaban y que se quedaría a cuidar a sus hijos.

Al preguntarles qué le habían hecho a la niña, la mujer explicó que Mario, quien presuntamente consume drogas, le había exigido un regalito “¿por qué hija? ¿te gano la ira? ¿por qué lo hiciste? (…) entonces él se bajó, ya no la puedo tener aquí, le dije”, narró la tía quien recordó que cuando Mario salió de la habitación Giovana se hincó para pedirle ayuda, mientras que su sobrino no mostraba arrepentimiento.  

fjb