Ejecución de militares confronta a líderes de grupos delictivos en Guerrero

Redacción MX Político.- La ejecución de tres militares, en septiembre pasado, provocó una confrontación verbal entre líderes de los grupos delictivos que se disputan el corredor de la heroína y la producción minera en la región Centro de la entidad.

Salvador Alanís Trujillo, vocero del grupo delictivo de Tlacotepec, que dirige Onésimo Marquina Chapa, El Necho, responsabilizó al líder del Cártel del Sur, Isaac Navarrete Celis, El Señor de la I, del atentado contra los soldados, el pasado 26 de septiembre, en las inmediaciones del poblado El Balsamar, localizado en el municipio de Leonardo Bravo, informó apro.

El grupo de Tlacotepec también anunció una incursión armada en el poblado de Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo, considerado el bastión del Cártel del Sur.

Incluso en una entrevista publicada en el periódico El Sur, Alanís advirtió que el toque de queda que se mantiene en el municipio de Apaxtla de Castrejón se va a extender a Teloloapan, y advirtió que se “avizora un estallido social en la sierra de Guerrero”.

En respuesta, Isaac Navarrete Celis, El Señor de la I, emitió ayer un comunicado en redes sociales donde se deslindó de la masacre de militares y afirmó que el alcalde priista de Tlacotepec, Serafín Hernández Landa, es cuñado de El Necho. Y por ello, dijo, las autoridades no hacen nada para evitar la infiltración del narco en las administraciones municipales.

De acuerdo con Navarrete Celis, la guerra en la Sierra cesó después de que el gobierno federal entabló algunos acuerdos con las personas que fueron desplazadas del corredor Filo de Caballos por el grupo de Tlacotepec.

No obstante, ante la amenaza del vocero del grupo de Tlacotepec, Salvador Alanís, de incursionar en Chichihualco, los miembros del Cártel del Sur van a confrontar el supuesto embate, sostuvo.

El grupo de Tlacotepec, agregó, está utilizando como pretexto el crimen de los militares para expandirse en el municipio de Leonardo Bravo, por lo que pidió a las autoridades que se replieguen para que ambos grupos delictivos diriman sus diferencias.

Hasta el momento, el gobernador Héctor Astudillo no se ha pronunciado al respecto y las autoridades tampoco han deslindado responsabilidades en torno a la masacre de los tres militares emboscados.

 

jvg

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto