Vinculan a cuatro empresas con morenista; aparecen como proveedoras de la CFE

02/08/2020 - 06:00

Redacción MX Político.- Cuatro empresas vinculadas al empresario minero y legislador por el estado de Coahuila, Armando Guadiana Tijerina, son proveedoras de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de acuerdo con el diario español El País.

Armando Guadiana Tijerina es Senador por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Es presidente de la Comisión de Energía del Senado y desde hace al menos dos años ha sido señalado por vender carbón a la CFE, hecho que él ha negado y asegurado que desde hace cuatro años no realiza negocios con el Gobierno federal.

Sin embargo, el diario español halló que al menos cuatro empresas asociadas a él o a su familia aparecen entre las potenciales beneficiarias de una solicitud de compra realizada por la CFE.

“Si se llega a concretar la firma del contrato, al menos unos 57.9 millones de pesos irán a parar al entorno del Senador”, señala El País.

De acuerdo con Georgina Zerega y Jon Martín Cullell,  “el senador y su familia están ligados a al menos cuatro empresas mineras que aparecen en una lista del Servicio Geológico Mexicano: Carbón Mexicano, Zapaliname, Río Álamo y Minera 2G. Fundadas entre 1993 y 2005, tienen su domicilio en Saltillo, capital de Coahuila, o San Juan de Sabinas, municipio ubicado en la región carbonífera, al norte del Estado”.

“El político no figura en ninguna de ellas como socio. En tres aparece como apoderado y en la cuarta son sus parientes o personas cercanas quienes ocupan cargos de responsabilidad o de representación legal”. Armando Guadiana Tijerina fue consultado por El País. Negó los señalamientos.

También defendió que la CFE no utiliza sólo energías sucias. “Mientras a nivel mundial el 38 por ciento de la energía generada se produce a base de carbón, en México solo el 9.46 por ciento de la energía generada es producida con base en carbón, lo que desmiente las versiones periodísticas que aseguran que la CFE apuesta por energías sucias”, expuso.

Gran parte del combustible aparentemente se utilizará en plantas de respaldo para satisfacer la demanda en horas pico.

En mayo, el Gobierno mexicano citó la pandemia como justificación para nuevas reglas que reducirán el papel de las energías renovables, como la solar y eólica, lo que da nueva vida a las envejecidas centrales eléctricas que operan con combustibles fósiles y son propiedad del Gobierno.

 

 

**Información de medios **Foto: Especial


afm