24/02/2020 - 20:00

Redacción  Noticias MX.- El gobernador Cuitláhuac García Jiménez rechazó que la entidad se encuentre en guerra por la violencia que se vivió el pasado fin de semana. Y, si bien reconoció que hay grupos delincuenciales “molestos”, resaltó que no hay pactos con criminales, como ocurría con gobiernos anteriores.

 

“No hay ninguna guerra, hay grupos molestos, porque ya no hay pactos con la delincuencia como en otras administraciones”, expresó García Jiménez en el acto protocolario del día de la bandera que se realizó en el Parque Juárez de esta capital.

 

El pasado fin de semana, cuatro policías en Córdoba fueron ejecutados a balazos, en respuesta a la detención de un jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

 

También fue acribillada una empresaria del bar “Las Cazuelas”, en Emiliano Zapata, y a un estudiante de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz --reportado como desaparecido desde el martes 18-- se le encontró sin vida.

 

De igual manera, este fin de semana se confirmó el hallazgo de un cementerio clandestino en Playa Vicente, región donde hace dos semanas desaparecieron 10 personas. Hasta el momento la Fiscalía General del estado no ha reportado la identidad de las víctimas.

 

Al estado de Veracruz “le duele” el atentado a los oficiales de seguridad caídos en cumplimiento de su deber, aseguró Cuitláhuac García Jiménez, sin embargo, dijo, los operativos de inhibir al crimen organizado continuarán por el bien de la sociedad veracruzana.

 

“No vamos a permitir que la población este sometida a la zozobra. Para nosotros son transgresores de la ley e iremos tras ellos”, expuso.

 

El mandatario estatal evitó mencionar el nombre de los dos grupos delictivos que, dijo, el pasado fin de semana ocasionaron la racha de violencia en la entidad. Los mismos medios de comunicación ya los revelaron, justificó.

 

“Son grupos, son bandas que creen que continúan los gobiernos anteriores”, agregó.

 

De acuerdo con reportes de las autoridades, en los últimos dos años 75% de las actividades ilícitas han sido controladas por el CJNG y el resto por Sangre Nueva, Grupo Zeta y Grupo Sombra. En menor grado, grupos caciquiles locales son generadores de violencia.

 

Sobre la muerte de cuatro policías, García Jiménez rechazó que la Federación deba atraer la investigación, pese a que el modus operandi fue el utilizado por el crimen organizado.

 

Finalizó: “No vamos a permitir que ningún grupo delictivo atente contra la población. En cuanto a la baja de cuatro oficiales, yo ya le trasmití las condolencias al secretario. Se les hicieron los honores que da lugar en estos casos”.

 

JAM