14/02/2020 - 15:45

Junto a un sobrino, está implicada en la adquisición de un vehículo usado mediante pagaré, que fingieron liquidar con depósito bancario que nunca se le reflejó al vendedor, para después venderlo a un tercero.

Redacción NoticiasMX.- Una denuncia grave está generándole problemas de imagen pública a la senadora morenista por Baja California Sur, Lucía Trasviña Waldenrath.

Image

 

Un individuo que se identifica como sobrino y colaborador de la senadora, adquirió un vehículo que se niega a pagar y del que ya hicieron trámites documentales para acreditar la transacción de compra-venta con otra persona, lo que puede considerarse como una estafa.

De acuerdo a la denuncia documentada por el reportero urbano Alejandro Patrón, del portal Colectivo Pericú, de la península de Baja California, el comerciante local del mercado de abastos, Luis Miguel López Ramírez, fue abordado por un sujeto que se identificó como Jesús Rafael Trasviña Carballo. 

Se asumió como que era sobrino de la senadora de la república por Morena, Lucía Trasviña Waldenrath, para lo cual se identificó con  una identificación metálica con la leyenda Senado de la República, de tipo  "Oficial".

Le dijo que se interesaba por el vehículo Dodge Sedán, para que la senadora lo utilizara en vueltas y mandados, por lo que pactaron el precio.

Por tratarse de la senadora de la república por Morena, dijo que con toda confianza le pidió a su sobrino que le firmara un pagaré y con eso le entregó el vehículo y documentos.

Pero al realizar la transferencia de 67 mil pesos por la vía bancaria, el dinero nunca se reflejó en la cuenta del vendedor, por lo que fue a reclamar al sobrino de la senadora, quien se molestó y lo amenazó de muerte.

Despesperado ante la posible pérdida de su patrimonio, el vendedor estafado se apersonó en las oficinas del partido Morena en La Paz, para poner su queja ante el abuso que se estaba cometiendo, pero no le hicieron caso.

Image

 

Después supo, según narra en la entrevista, que el sobrino de la senadora vendió el vehículo a otro locatario del mercado de abastos de La Paz.

Hoy, además de temer por su vida, sólo pide a Jesús Lucía Trasviña Waldenrath, que le devuelvan el carro que le quitaron con engaños ella y su sobrino.


hch