Se acaba el sexenio y ¿dónde quedaron las mejoras al Metro?

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro es el principal medio de transporte para os ciudadanos y día con día presenta fallas en el servicio que afectan a miles de usuarios

Por Jorge Cadena

Ciudad de México.- El pan de cada día en la Ciudad de México tiene nombre y apellido, y es conocido como el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, el cual tiro por viaje presenta fallas en su servicio.

Día con día, miles de capitalinos utilizan el servicio para llegar a su trabajo, escuela o sus hogares; sin embargo, las fallas en el servicio son constantes, pues los usuarios muestran su molestia a través de las redes sociales, único medio que tienen para presentar sus quejas al STC.

“Llevamos esperando más de 10 minutos a que pase un vagón”, “Aparte de mal servicio, los trenes llenos de basura”, “Los pasillos están llenos de vendedores ambulantes”, “Me robaron mi celular en el Metro, falta seguridad”, son algunos ejemplos de las quejas que interponen los usuarios en sus redes sociales contra el servicio.

Pese a los miles de reclamos por parte de los ciudadanos ¿Qué está haciendo el gobierno de la Ciudad de México para mejorar el servicio? Pues hay que recordar que para muchos, el Metro es el principal medio de transporte que usan para trasladarse por la capital.

La más reciente “actualización” del Metro se llevó a cabo en el 2012, cuando se inauguraron los 12.660 kilómetros de la Línea 12, la cual cuenta con 20 estaciones que va desde Mixcoac hasta Tláhuac, con un costo de 26,000 millones de pesos y un sobreprecio de 744.5 millones para obras complementarias.

Además, debemos recordar que se realizó un aumento al costo del pasaje del metro, pues pasó de 3 a 5 pesos en 2013 y bajo la promesa de que con este nuevo precio, se mejoraría el servicio.

Y a todo esto ¿Cuáles fueron las promesas?

Primeramente fue la compra de 45 trenes nuevos para la Línea 1; sin embargo, sólo alcanzó para 10, que costaron mil 136 millones 224 mil pesos y el primero de ellos llegará el próximo mes y los demás, consecutivamente.

La segunda promesa en la lista es dar mantenimiento mayor a los 45 trenes de la Línea 2, con una inversión de mil 348 millones 938 mil pesos; y se han intervenido tres trenes y el cuarto está en proceso, por lo que este objetivo registra un avance del 6% y concluirá a finales de 2019.

El tercero de los compromisos es modernizar el sistema de tracción- frenado de 85 trenes de las líneas 4, 5, 6 y B, con una inversión de dos mil 306 millones 627 mil pesos, de los cuales se han modernizado 39 trenes en sus sistemas de tracción-frenado, puertas y generación de aire, lo que representa un avance del 46%.

El cuarto compromiso fue la renivelación de la Línea A, que presentaba hundimientos diferenciales que afectaban la operación, la cual concluyó con 532 millones 430 mil pesos; mientras que uno más es la reincorporación de 105 trenes que se encuentran fuera de servicio, con una inversión de mil 473 millones 699 mil pesos.

Los últimos dos objetivos tienen que ver con la modernización de la infraestructura, el primero con la renovación de la Línea 1, el cual se realizó en gran mayoría, y la generalización del sistema de peaje con tarjeta, con el cual se implementó un nuevo sistema de pago con tarjeta de chip.

Pese a todas las promesas que el entonces jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, lanzó para mejorar el servicio, hasta la fecha no se ha visto un mejoramiento real de toda la red del metro y son muy pocas las que se han cumplido.

Incluso, en los últimos años los problemas del Metro parecen ir en aumento, pues más allá de las fallas que hay en los vagones y la infraestructura de las estaciones, los niveles de inseguridad y el aumento de vendedores ambulantes han generado más caos a los usuarios.

En un inicio, se había prohibido la entrada de vendedores ambulantes a los andes y vagones del Metro; sin embargo, parece que hay una red de corrupción dentro del mismo servicio, pues en distintas ocasiones se ha sorprendido a los mismos elementos de la Policía Bancaria Industrial (PBI) que resguardan la zona, recibiendo sobornos por parte de los comerciantes.

Y eso no es todo, los robos y asaltos en el servicio están a la orden del día, pues datos recabados por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina revelan que en lo que va del año, han sido robados 225 celulares, 1.8 cada día; y eso, solo los reportados; debido a que la mayoría de las personas no acude a denunciar el robo.

Las cifras no mienten, el sexenio está a pocos meses de terminar y las promesas y mejoras del Metro parece quedaron como un tema pendiente dentro de la administración de Miguel Ángel Mancera y su suplente, José Ramón Amieva; sin embargo, es turno de los candidatos a la jefatura de gobierno tratar de ganarse a la gente con sus proyectos para mejorar la movilidad en la CDMX y principalmente en el STC.

Hasta ahora, cada una de las propuestas de los candidatos giran sobre el mismo sentido, aumentar los kilómetros de las vías, mejorar los vagones que están en “abandono” e invertir en mejoras del servicio, pero a fin de cuentas, quien quede como el nuevo mandatario capitalino tomará la “mejor” decisión para mejorar el sistema.

Hay mucho por hacer para mejorar el Metro, queda esperar al cambio de gobierno para saber si realmente habrá mejoras al servicio o si en algún momento todo se “vendrá abajo” y el transporte público más eficaz que tiene la Ciudad de México pasará a mejores términos.

jmcr

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto