24/02/2020 - 11:00

Redacción MX Político.- Con la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, gobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y miembros del gabinete presidencial, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) celebró su 84 aniversario y ratificó al senador priista Carlos Aceves del Olmo como su secretario general.

La plenaria de la CTM inició a las 10:00 horas, en la sede ubicada en el número 8 de la calle Ignacio L. Vallarta, en la colonia Tabacalera.

Ahí, integrantes del Congreso Extraordinario acordaron actualizar sus estatutos, como lo mandató la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) para ajustarlos a las nuevas disposiciones sindicales de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

Además de la ratificación de Aceves del Olmo, la plenaria decidió ampliar de siete a 10 los secretarios generales sustitutos, a los que se les cambió el nombre a secretarios adjuntos porque ahora trabajarán en conjunto con el Comité Nacional.

Los 10 son: Abelardo Carrillo Zavala, Alfonso Godínez Pichardo, Fernando Salgado Delgado, Gerardo Cortés García, Héctor Hugo Varela Flores, Ismael Flores Cantú, Jorge Doroteo Zapata, Rafael Yerena Zambrano, Tereso Medina Ramírez y Víctor Fuentes del Villar, según reporte de Apro.

Se nombró a la comisión para recibir al presidente López Obrador, quien clausuró el evento con un mensaje dirigido a 20 mil cetemistas reunidos en la Plaza de la República, que rodea al Monumento a la Revolución, en el que se recordó a los finados líderes de la CTM: Vicente Lombardo Toledano, Fidel Velázquez Sánchez, Leonardo Rodríguez Alcaine y Joaquín Gamboa Pascoe.

El tripartismo de la CTM se hizo presente cuando llegó López Obrador llegó a la Plaza de la Constitución, donde lo esperaban los sindicalizados afiliados a la CTM.

López Obrador arribó al templete acompañado de las secretarias de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján; de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval; de Energía, Rocío Nahle; de Bienestar, María Luisa Albores; y de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; así como el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, como parte del gobierno invitado.

También estuvieron presentes la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum; el director del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Carlos Martínez Velázquez; y el del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo.

Los gobernadores priistas presentes fueron: Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila; Omar Fayad, de Hidalgo; Alfredo del Mazo, del Edomex; Héctor Astudillo, de Guerrero; Juan Manuel Carreras, de San Luis Potosí; José Ignacio Peralta, de Colima; Alejandro Murat, de Oaxaca; Francisco Domínguez, de Querétaro -el único panista- y senadores como Manuel Añorve y Eviel Pérez Magaña, entre otros.

López Obrador y Aceves del Olmo Foto: Miguel Dimayuga

Del lado empresarial estuvo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelí, todos cobijados por el color rojo de la CTM y su lema actual: “¡Unidad y Trabajo!”

Subieron al templete por la calle José María Lafragua, los recibió una banda de guerra, mientras los globos blancos con las letras CTM color negro dibujadas en el centro ondeaban en el cielo.

López Obrador saludó de mano a quienes se concentraron junto a las vallas de contención y los ahí reunidos se carcajearon cuando un señor le gritó: “¡Señor presidente, lo amo!”

Los discursos se transmitieron en las dos pantallas en cada costado del templete y en la ubicada frente al templete. 

Los gritos y aplausos cesaron cuando habló Juan Carlos Velasco, miembro de la CTM, quien agradeció la presencia del presidente López Obrador, de los gobernadores, de los diputados y de los senadores, así como de los empresarios “que generan nuestros empleos”, así como a los miembros del Congreso del Trabajo y agrupaciones sindicales afines, presentes en el mitin.

Celebró la reunión en el Monumento de la Revolución, donde reposan los restos del general Lázaro Cárdenas del Río en una de sus columnas, porque fue durante su gestión cuando se fundaron la CTM “y se constituyen las bases para la organización sindical”, dijo y añadió: “la CTM tiene origen, rumbo y destino”. 

Resaltó al gobierno de López Obrador por ser producto de la voluntad popular, de la fortaleza del país.

“Queremos que a su gobierno le vaya bien para que a los trabajadores les vaya bien”, señaló citando a Aceves del Olmo, quien siempre alude a esa cita cuando se le pregunta su opinión sobre el gobierno lopezobradorista.

“Demandamos calidad en la educación. Vale recordar que nuestra central obrera ha sido actor principal en la defensa de la clase trabajadora, estuvimos presentes en la creación del IMSS, del Infonavit. Hoy, con todo respeto, demandamos del IMSS atención oportuna para derechohabientes, al Infonavit, créditos oportunos, baratos y viviendas dignas. ¡Menos multimillonarios y más trabajadores con empleos y trabajos decentes!”, resaltó.

En la CTM, recalcó, no escatimarán en el apoyo a su gobierno y a la clase trabajadora. Se comprometió a hacer cumplir la ley con el cambio de estatutos de la central obrera para elegir a las dirigencias mediante el voto libre, directo y secreto de la base trabajadora, saludó los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la libertad y la autonomía sindical.

Al respecto, la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, aprovechó el espacio para llamar a los sindicatos a modificar sus estatutos antes del 9 de abril, último día del plazo establecido por la autoridad laboral. A la fecha, dijo, el 85% de los sindicatos han realizado ese trámite.

También reconoció los cambios en la política salarial porque antes de 2019 los trabajadores habían vivido la caída de sus ingresos porque se ejercía una política deliberada de contención salarial, ubicando al país en la lista de los países con los salarios más bajos. “Esto ha llegado a cambiar, de 2019 a 2020 el salario se incrementó en 35%”, comentó.

“No queremos que el gobierno tenga sus centrales consentidas. La ley laboral introduce el voto libre y secreto, garantiza que no se use la Toma de Nota ni los registros sindicales como mecanismos de control laboral. La reforma laboral devuelve el poder de los sindicatos a sus dueños: las y los trabajadores, pero solo será efectivo si los trabajadores se lo apropian y que de manera organizada y colectiva mejoren sus salarios y sus condiciones”, indicó.

Por parte del sector empresarial, el presidente del CCE, Carlos Salazar Lomelí, consideró como “un privilegio” hablar ante la CTM y aceptar la invitación de su amigo, Aceves del Olmo, quien ha estado dispuesto a trabajar en un ambiente pacífico para mejorar las condiciones de todos los trabajadores de México.

“Si bien, la actividad económica de las empresas es el esfuerzo de los equipos quienes hacemos crecer a las empresas”, señaló y recordó la aprobación de los principios de la Dimensión Social de las Empresas, un decálogo de compromisos para que los beneficios obtenidos también sean para los trabajadores y el medio ambiente. 

 

jvg