24/02/2020 - 16:00

Director mundial de la OMS ha asumido este lunes, que es probable que lo que es hoy por hoy una epidemia, se convierta en algo mayor.

Redacción NoticiasMX.- Reciente declaración del director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha causado sustantiva polémica y alarma en en el planeta entero.

Adhanom Ghebreyesus reconoció este lunes, que es altamente probable que lo que es hoy una epidemia de Covid-19, causada por el coronavirus de Wuhan, se convierta en algo mayor. 

Por su parte, el director del programa de emergencias del organismo internacional Michael Ryan, secundó al titular de la OMS, señalando: "No podemos paralizar el mundo y no es realista decir que se puede parar la transmisión entre países. Probablemente habrá epidemias en varios, pero se pueden contener".

Y es que cabe destacar que el escenario ha cambiado rápidamente en pocos días. Hemos migrado de un estado contempativo sobre cómo los casos en China parecían contenerse y cómo en el resto del mundo los contagios eran escasísimos a brotes descontrolados en Italia, Corea del Norte e Irán.

Ghebreyesus ha insistido en que pueden ser contenidos y que el escenario sigue siendo de epidemia, tanto por número de casos como de muertes fuera, pero al mismo tiempo ha pedido a los países y las comunidades que se preparen para la extensión del coronavirus: "No es una cuestión de blanco o negro, de sí o no. Cada país tiene que hacer su propio plan de contención de riesgo, seg. Las prioridades son proteger a los trabajadores de la salud, que las comunidades se movilicen para tener especial cuidado de las personas mayores y con patologías", dijo el médico originario de Etiopía al diario español El País.

 

Es importante resaltar que "se han evitado más del 80% de los fallecimientos hasta ahora (el índice de mortalidad de una persona contagiada pero detectada a tiempo, es de menos del 20%) y se necesita prevenir para proteger a los países más vulnerables conteniendo la epidemia en los que pueden hacerlo", señaló.

La situación que se abre es una verdadera incógnita y cada minuto cuenta. 

El simple hecho de conseguir retrasar la llegada a los países del norte unas semanas puede suponer un gran alivio, ha señalado Ryan, ya que la gripe estacional estará decayendo y los sistemas sanitarios estarán más liberados de esta carga para poder atender a los posibles enfermos de Covid-19.

"No podemos saber qué va a pasar, si se va a atajar, a convertirse en una enfermedad estacional o en una pandemia global en toda regla", completó el segundo de a bordo de la OMS.

El hecho de que sea o no pandemia es más un debate semántico. Declararla o no es la consecuencia de que afecte a un buen número de países, de que la mayoría de la humanidad esté potencialmente expuesta al virus, algo que de momento no sucede. Ni siquiera los propios expertos de la OMS tienen claro cuándo se podría hablar de este término. 

"Cuando hay pandemias de gripe, conocemos cómo se comporta el virus, a cuántas personas ha afectado en otros años, su patrón de transmisión… En el caso de Covid-19 no sabemos nada de esto… en China, por ejemplo, observamos una disminución  significativa de las infecciones, lo que va en contra de la propia lógica de una pandemia, pero a la vez está creciendo en Corea. Por otro lado, vemos que hay países que tienen éxito en la contención", ha señalado Ryan.

hch