Respuesta de AMLO ante violaciones a derechos humanos será el indicador de su compromiso

México / Redacción MX Político.- La respuesta que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador brinde a las víctimas de violaciones a derechos humanos que se cometan durante su gobierno, será el mejor termómetro del compromiso que esta nueva administración tiene con el tema, consideró Santiago Aguirre Espinosa, nuevo director del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez.

Aguirre Espinosa reconoció que defender derechos humanos en el actual contexto nacional, es un reto significativo ante “las inercias institucionales construidas desde hace diez años”, contra quienes defienden la dignidad de las personas en busca de verdad y justicia.

En entrevista después de asumir el nombramiento como director de la organización, Santiago Aguirre sostuvo que el cambio de gobierno no significa que las violaciones a derechos humanos no continuarán cometiéndose.

 

 

Lamentablemente la inercia de uso excesivo de la fuerza pública, empleo de la tortura en las detenciones o la práctica impune de desapariciones no va a terminar de un día para otro; por ejemplo, el Ejército mexicano no por que venga un cambio de gobierno va a dejar de cometer de la noche a la mañana actos de tortura y/o tratos crueles contra las personas a las que detiene porque es una inercia que se ha construido en la última década”, apuntó el director del Centro Prodh.

Aguirre insistió que lo que pondrá a prueba el compromiso del gobierno de López Obrador con los derechos humanos será la forma de abordar “las coyunturas vinculadas a la agenda de derechos humanos”.

 “¿Qué va a hacer el nuevo gobierno frente a esos hechos que surgirán? Va a decir, las víctimas eran de la delincuencia organizada, sus defensores pertenecen a un cártel y tienen un interés ilegítimo, se va a acuerpar al Ejército y lo va a defender a ultranza. O bien, va a decir los nuevos casos son consecuencia de las inercias que hoy permean en las instituciones? Ese es el tipo de indicador que, creo, va a terminar de mostrarnos si en efecto estamos ante un proceso de cambio que impulse los derechos humanos o no”.

 

 

Entre los primeros, el director del Centro Prodh identificó, no sólo lo que el gobierno de López Obrador a través del subsecretario Alejandro Encinas, ha venido haciendo para alcanzar justicia y verdad en el caso de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Para el defensor resulta positivo el reconocimiento de responsabilidad del Estado en violaciones a los derechos humanos en los casos de los abusos contra la periodista Lydia Cacho, en la desaparición forzada de cinco jóvenes en Tierra Blanca, la que se realizará respecto a la ejecución ilegítima por parte del Ejército de dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey, así como el reconocimiento de la crisis de derechos humanos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la apertura de expedientes del CISEN.

Sin embargo, ve con preocupación que en la actual administración se le haya dado “un empoderamiento del sector militar”, no sólo a través de la creación de la Guardia Nacional, sino en la ampliación de facultades en el sector económico del país, así como la reforma constitucional que amplía el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva, el proceso de relevos de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

fjb

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto