Promueve asistencia privada proyectos de vida digna para hijos de recolectores de rellenos sanitarios

Redacción Noticias MX.- El día comienza temprano para María Mendoza Luna y para Concepción Nolasco González, recolectoras del relleno sanitario en el paraje de Escalerillas, Ejido de Santa María, en el municipio de Chimalhuacán.

 

 “Soy madre soltera, tengo tres hijos y vivo en la casa de mis papás, donde somos 15”, refiere María Mendoza mientras clasifica botellas de plástico PET y las apila dentro de un gran costal de rafia. “Llegamos aquí al cuarto para las siete y durante todo el día llevamos un rol en la basura”, agrega concentrada en separar de lo inservible el plástico.

 

 “Separando la basura tenemos desde las siete de la mañana hasta las cuatro de la tarde para laborar, después ya llegan nuestros niños y nos pasamos a retirar”, explica María Mendoza.

 

 Junto a ella se encuentra Concepción Nolasco González, su compañera de trabajo. Igual que María, Concepción trabajan bajo los rayos del sol.

 

 “FAE nos ayuda llevándose a nuestros niños a las siete y regresándolos a las cuatro, que es cuando acaba el turno”, comenta sin dejar de realizar su labor.

 

 Ambas son jóvenes madres que esperan que sus hijos tengan mejores oportunidades que las que ellas tuvieron.

 

 La Fundación para la Asistencia Educativa (FAE), es una institución constituida ante la Junta de Asistencia de Asistencia Privada del Estado de México (JAPEM), organismo sectorizado a la Secretaría de Desarrollo Social, que beneficia a más de 300 niñas y niños de cero a cinco años ofreciéndoles estancia infantil, educación preescolar, ludoteca, transporte escolar y comedor infantil.

 

 “La Fundación lo que hace es darle un servicio integral a niñas y niños del área de Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, donde se les da el servicio completo, desde nutrición, alimentación, educación, actividades extraescolares, donde el niño pueda dar estas experiencias, que realmente tenga una niñez buena y un futuro mejor”, explica Daniel Alan Franco Cisneros, quien es voluntario de FAE desde el año 2014.

 

 FAE se constituyó legalmente ante la JAPEM en febrero de 1996 y gracias a su labor más de 20 generaciones de niños, cuyos padres trabajan en los rellenos sanitarios del Bordo de Xochiaca, en Nezahualcóyotl, y el de Escalerilla, en Chimalhuacán, han egresado con educación preescolar.

 

 “Cuando yo los conocí no tenían una esperanza, realmente no había un plan de vida, ellos tenían el punto de mientras coma y respire, todo está bien, entonces es seguir con el círculo vicioso de la pobreza”, expresa conmovido Daniel Alan.

 

 Como un reconocimiento a su labor, el Gobierno del Estado de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, otorgó el Premio Estatal al Altruismo 2019 a FAE, por su compromiso para beneficiar a las niñas y niños de Chimalhuacán y Nezahualcóyotl.

 

 “Pues sí le agradezco mucho a todos aquellos que vienen tomados de la mano para hacer posible todo esto”, expresa con una franca sonrisa María Mendoza, quien reconoce que con el apoyo de FAE sus hijos podrán salir adelante, el mayor regresó a la escuela y abandonó las malas compañías.

 

 “Muchas gracias, porque gracias a ellos, mi niña está aprendiendo un poco más y ayudándonos un poco para el beneficio de todos”, interviene Concepción Nolasco, quien también comenta que antes su niña era muy retraída y que ahora le gusta mucho cantar algunas tonadas infantiles, platica y convive.

 

 FAE ha logrado importantes convenios de apoyo con países extranjeros tales como Australia (2014), con la República Federal de Alemania (2017-2018), con Turquía e Israel (2019), quienes han contribuido con la donación de mobiliario escolar y con recursos económicos para la operación de la Fundación.

 

JAM

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto