27/02/2020 - 11:00

Redacción MX Político.- Una discusión por un sombrero azul que portaba la colombiana Ximena Quijano Hernández, y que una mujer trató de arrebatarle durante el carnaval de Huejotzingo, pudo ser lo que derivó en el asesinato de los tres estudiantes de medicina y del chofer del Uber, reveló el encargado de la Fiscalía General del Estado, Gilberto Higuera Bernal.

En rueda de prensa, informó que dentro de las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora y que la misma joven relató a su familia, quedó acreditado que cuando se encontraba presenciando el carnaval se suscitó un altercado con una mujer que la despojó de un sombrero que llevaba puesto, pero que, luego de una discusión, la estudiante logró recuperar.

Incluso, indicó que Ximena compartió ese domingo con sus padres una fotografía en la cual lleva puesto el sombrero y unas gafas.

 

El fiscal Gilberto Higuera Bernal. Foto: Especial

Higuera Bernal dijo que este elemento podría estar relacionado con el móvil del cuádruple asesinato, pues se suma al hecho que, tras practicarse las necropsias, quedó confirmado que fue Ximena la que recibió más lesiones por arma de fuego por parte de sus victimarios, pero no precisó cuántas.

Los detenidos fueron identificados como Pablo Jesús N. de 46 años de edad, Ángel N. de 23 años y Lisset N. de 22 años, y señaló que se tiene la presunción que esta última joven es quien tuvo la confrontación por el sombrero con la estudiante colombiana durante el carnaval.

A esto se suma el hecho que durante los cateos llevados a cabo el martes en un inmueble ubicado en Huejotzingo se ubicó el sombrero azul y los lentes de sol que llevaba puestos la joven cuando presenciaba el carnaval.

Además, Higuera Bernal mencionó que al momento de su detención los tres presuntos responsables aún se encontraban intoxicados por la droga cristal, informó Apro.

“No descartamos de ninguna manera que hayan actuado bajo el influjo de drogas, incluso alcoholizados”, puntualizó.

Recorrido del auto

El encargado de la Fiscalía indicó que desde el primer día que se encontraron los cuerpos se estableció el recorrido que realizó el Uber a través del sistema de rastreo satelital GPS, por lo que localizaron los inmuebles que estaban en esa zona y se logró ubicar que el carro que abordaron los estudiantes se encontraba en uno de ellos.

También mencionó que los tres detenidos fueron sorprendidos cuando trataban de salir de uno de los inmuebles de Santa Ana Xalmimilulco en condiciones sospechosas, por lo que en ese momento se solicitaron y se obtuvieron las órdenes de cateos.

Al momento de su detención, los dos hombres y la mujer iban a bordo de una camioneta BMV que presentaba dos orificios por arma de fuego y en la que se localizaron cartuchos útiles y percutidos de calibre.223, así como un chaleco balístico, estrobos y diversas manchas, “al parecer hemáticas”.

Al interior de uno de los inmuebles, la Fiscalía localizó el carro Uber GMC Beat y en su interior la credencial del conductor, Josué Emanuel, quien también fue privado de la vida.

Entre los objetos asegurados en los inmuebles cateados está una mochila de color negro que portaba una de las víctimas al momento de abordar el vehículo, además del sombrero y las gafas de sol, se encontraron otros papeles que los detenidos trataron de quemar.

En los cateos, la Fiscalía igual localizó cartuchos de diversos calibres, equipos de telefonía celular, chaleco antibalas y placas balísticas para chalecos, además de narcóticos. También aseguró cinco vehículos y una motocicleta con reporte de robo.

El fiscal aseguró que los detenidos formaban parte de una banda delincuencial, aunque señaló que no se tenían antecedentes de ellos, y adelantó que en las próximas horas serán puestos a disposición del Juez de Control para definir su situación legal.

 

jvg