Odebrecht incubó en México su red global de corrupción

Redacción Noticias MX.- El entramado financiero que Marcelo Odebrecht montó en México no sólo se usó para presuntamente transferirle millones de dólares a Emilio Lozoya Austin, también sirvió para inyectarle recursos a las empresas del brasileño que están relacionadas con casos de sobornos en diversas partes del mundo.

De acuerdo con documentos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a Emilio Lozoya se le depositaron 5 millones de dólares vía una empresa offshore que Odebrecht creó, y a la cual Altos Hornos de México (AHMSA) depositó 3.7 millones de pesos poco después de que vendió Agronitrogenados a Petróleos Mexicanos (Pemex). 

AHMSA también depositó 2.1 millones de dólares a la Constructora Norberto Odebrecht, SA, en 2014.

Hay más en el entramado: de una de las cuentas de ESEASA Construcciones, empresa mexicana vinculada comercialmente a Odebrecht, “salieron recursos en diversas divisas” hacia AHMSA y a una cuenta de la empresa Tochos Holding Limited, creada en Suiza y en la cual el beneficiario es Emilio Lozoya.

Los documentos de los cuales Proceso tiene copia aclaran que “se desconoce” el monto de las transferencias en moneda extranjera; no obstante, más adelante se detalla cuánto tiene la cuenta donde Lozoya habría sido el beneficiado y que se trata de dólares, francos suizos y euros.

Lo presuntamente entregado por Odebrecht a Lozoya no se compara con los recursos que la empresa brasileña movió en México y que tuvieron como destino final compañías creadas en otras partes del mundo, que fueron usadas para los sobornos.

La información de la SHCP da cuenta de que entre 2009 y 2017 salieron de México 17 millones 47 mil dólares y que de 2010 a 2012, 5 millones 810 mil pesos fueron a parar a empresas “fachada”, a operadores de la trama financiera y a por lo menos 16 consultoras financieras en Estados Unidos, Reino Unido y Hong Kong.

Lozoya y su dinero

La información que este semanario posee es parte de la investigación de las autoridades hacendarias contra el exdirector de Pemex Lozoya Austin. Ahí aparecen todas las conexiones, movimientos bancarios, depósitos, retiros, números de cuenta y la adquisición de sus casas en Ixtapa, Guerrero, y en Lomas de Bezares, Ciudad de México.

Se detalla cómo el dinero de AHMSA llegó a manos de Lozoya, cómo se transfirieron recursos a Grangemouth Trading, localizada Austria y creada por Odebrech, y cómo pasaron los recursos a Zacapan, SA, firma presuntamente de Lozoya en las Islas Vírgenes.

También se registra la ruta del dinero que llegó a la empresa suiza Tochos Holding Limited y en la cual la empresa Alstonia Investment LTD tiene 50 mil acciones, cuyo beneficiario es el exdirector de Pemex.

La investigación también identifica las firmas y los bancos usados para el traslado del dinero que fue a parar a las manos de Gilda Susana, hermana de Emilio Lozoya, así como los escritos dirigidos a compañías que operaron los diversos movimientos financieros, como el banco Gonet Et Cie. 

Expone que el primer administrador de la firma Tochos fue la empresa TMF Services, SA, pero en 2013 dejó la responsabilidad para cederle el lugar a Lobnek Weath Managment, SA; la nueva dirección de Tochos está a cargo de una empresa ubicada en Belice: Molson Managment Services LTD y de Teg Capital LTD, que envió francos suizos a Intercam Casa de Bolsa.

Diversificación

El esquema que se detalla en los documentos de Hacienda revela la conexión de las empresas del brasileño creadas en México, como Etileno XXI y Constructora Norberto Odebrecht, SA, con AHMSA y Emilio Lozoya; da cuenta del entramado financiero en el que millones de pesos y de dólares son depositados, retirados y vueltos a depositar a empresas ubicadas en México, Malta, Estados Unidos, Singapur y Hong Kong, principalmente.

La pista del dinero que sigue la SHCP de Odebrecht explica, por ejemplo, que AHMSA envió 2 millones 146 mil dólares, del 29 de agosto de 2013 al 30 de enero de 2014, a la Constructora Norberto Odebrecht, SA.

Para poder sacar el dinero de esta última se valió de dos firmas mexicanas constituidas formalmente: TTG Consultores, SC, y Blunderbuss Company de México, SA de CV. La primera de ellas tiene cuentas bancarias en 10 instituciones de crédito; en los documentos aparecen cada uno de los números de cuenta.

Por ejemplo, Constructora Norberto Odebrecht, SA, depositó 6 millones 800 mil pesos en 2011; 79 millones 875 mil 541 en 2015 y 5 millones 797 mil 818 dólares entre 2014 y 2015 a las cuentas de TTG.

El director de los proyectos y representante de Odebrecht, José Vito Facciola Junior, le depositó 4 millones 698 mil dólares; Odebrecht Servicios, radicada en Estados Unidos, también hizo una transferencia internacional por 5 millones 198 mil 274 dólares.

Hacienda tiene registrados los depósitos de otras 13 empresas más.
El vínculo a destacar de los movimientos bancarios radica en las transferencias que TTG hizo a otras 13 firmas. 

La ingeniería financiera a la que recurrió Odebrecht involucra a un personaje que para la SHCP resulta clave: Enrique Orta García. En su perfil de LinkedIn se presenta como “asesor externo en TTG” desde el año 2008.

Orta García es representante legal y apoderado de la empresa Damorsa Company de México, SA de CV, que recibió 449.7 millones de pesos de TTG, que a su vez tuvo depósitos de la empresa Constructora Norberto Odebrecht, SA, por 86.7 millones de pesos y 11 millones de dólares. Constructora Norberto también recibió 2.1 millones de dólares de parte de AHMSA, entre 2013 y 2014.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto