27/02/2020 - 11:00

Redacción MX Político.- A 65 meses de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y a más de un año de que el presidente Andrés Manuel López Obrador decretara la creación de una comisión especial, padres de las víctimas manifestaron su desesperación por la falta de resultados en las investigaciones para localizar a sus hijos y castigar a los responsables.

Los padres y madres de los normalistas desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, recorrieron una vez más las calles de la Ciudad de México para exigir la presentación de sus hijos, y reprocharon la represión sufrida durante una manifestación en Chiapas, el pasado domingo 16.

Tras una caminata del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez, como lo hacen cada mes, Mario González y Emiliano Navarrete coincidieron –en entrevistas por separado– que la voluntad del presidente López Obrador por apoyar a los familiares de los jóvenes desaparecidos hace más de cinco años no se ha visto reflejada en acciones concretas.

Emiliano Navarrete resaltó que los padres y madres de los jóvenes confiaban en que, al decretar la creación de la Comisión para el Acceso a la Verdad y la Justicia en el Caso Ayotzinapa, la solución al caso se agilizaría, “pero desgraciadamente, cuando entras a lo real, ves que las cosas no son como el presidente se pronuncia, sino que hay un desinterés de quienes hacen la investigación”.

Luego de puntualizar que lo que quieren “son resultados, no que nos traten bien”, Navarrete consideró que la complejidad del caso Ayotzinapa “requiere gente decidida, que estén dispuestos a enfrentar al Ejército, trabajar con toda eficacia y firmeza, pero parece que ahí está la disponibilidad, pero no el interés de que haya resultados pronto”.

Hay desesperación e “inconformidad” ante la falta de resultados, dijo, y manifestó que están convencidos de que “no porque nos hablen bien o nos traten bien va a disminuir la exigencia, queremos resultados. Está la voluntad, pero la voluntad por sí no da respuestas”, según informó Apro.

Mario González, padre de César Manuel González, admitió que, a más de un año de haberse creado la Comisión que encabeza el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, sólo ha habido avances en las búsquedas, sin concretarse el llamado a cuentas de personajes como el exprocurador general de la República, Jesús Murillo Karam.

“Lo que los padres hemos exigido siempre es empatar las investigaciones con las búsquedas. También queremos en las investigaciones demandas penales concretas con los nombres y apellidos que tenemos; no hay nada contra Murillo Karam ni otros exfuncionarios”, abundó el padre de familia.

Para Mario González, la situación de los padres y madres de los 43 es difícil, ya que están “desesperadísimos porque no vemos nada concreto, no tenemos nada que nos diga ‘ahí vamos caminando’. Se dan pasitos en las búsquedas, pero en las órdenes de aprehensión no tenemos nada”.

De igual manera, recordó que los padres y madres habían propuesto una ampliación de beneficios para que las personas procesadas por el caso dieran información sobre el paradero de sus hijos, situación que, subrayó, no se ha concretado, por lo que la esperanza es que en la próxima reunión del 5 de marzo haya algún avance concreto.

“El presidente ha cumplido con lo que ha dicho, no sé por qué no se han cumplido las órdenes que han dado”, dijo Mario González, uno de los 11 padres que acudió a Chiapas el 16 de febrero y que sufrió la represión,

“Es la primera vez que nos reprimen en este gobierno, no esperábamos que sucediera, menos con un gobierno del mismo partido del presidente (Morena). No sé si no tienen comunicación o cada quien jala por su lado o desobedecen al presidente”, apuntó González tras señalar que los 11 padres reprimidos sufren molestias por los gases lacrimógenos que respiraron en Chiapas.

 

jvg