México, un país sumido en la violencia que AMLO busca pacificar

Con los foros por la paz en México,  el futuro presidente, Andrés Manuel López Obrador,  pretende devolver la tranquilidad a un país sumido en una ola de violencia

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- El próximo presidente tendrá un gran reto al buscar la pacificación en el país, donde la inseguridad y violencia crecen día con día. 

En las instalaciones de la explanada Doctor Santiago Mondragón, del municipio de La Huacana, Michoacán, se realizó la primera consulta comunitaria como parte de las actividades del “Foro Escucha: Por la pacificación y reconciliación nacional”.

Las consultas especializadas y comunitarias se abren en zonas alejadas donde se ha padecido los embates de la violencia.

Integrantes de la Coordinación Territorial de los encuentros comunitarios, enfatizaron que las víctimas de violencia, sociedad civil, agrupaciones civiles, religiosas, expertos y academia participarán en el “Plan Nacional de pacificación del país”.

En el primer foro para la pacificación se hicieron patentes las dificultades que existen en la sociedad mexicana para ponerse de acuerdo en los pasos que se deben dar a fin de lograr el objetivo.

La primera es con las víctimas y sus familiares. Mientras López Obrador propone perdón sin olvido, ellos no quieren ni oír hablar de perdón y quieren lo que llaman justicia que son castigos duros para quienes maltrataron, secuestraron, desaparecieron o asesinaron a sus seres queridos.

"El propósito de los foros es, de la mano de la ciudadanía y de las víctimas, construir un plan de pacificación. Un hecho sin precedentes, porque foros y consultas se han hecho muchas; (la diferencia) es que se llevan a cabo antes de formar Gobierno", dijo hoy Eunice Rendón, miembro del comité organizador de dichos foros.

Para Rendón, estos simposios permitirán obtener información y opiniones de la comunidad para posteriormente diseñar políticas públicas, y no "al revés, cuando se diseña política y luego se pregunta a la gente".

La recuperación de la paz social es uno de los ejes estratégicos de Gobierno -y promesa de campaña- del líder izquierdista, que ganó la Presidencia con más de 50 % de los votos el pasado 1 de julio.

El país padece una ola de violencia y solo en 2017 se registraron 31.174 asesinatos y una tasa de homicidios de 25 por cada 100.000 habitantes, el nivel más alto en una década.

Entre los ejes temáticos de la consulta están el pacto de reconciliación nacional, la reconstrucción del tejido social, el desarme, la desmovilización, la reinserción de miembros de la delincuencia organizada y las garantías de no repetición.

En los foros se abordarán delitos graves como desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, feminicidios, tortura, trata de personas, tráfico de migrantes, homicidios, secuestros o delitos sexuales.

También políticas públicas más polémicas como la posible despenalización de las drogas o la ley de amnistía a criminales, cuya propuesta habrá de surgir de estas consultas y será llevada al Congreso.

"Se trata de tener un esquema más amplio de pacificación, que no pasa solo por la amnistía sino por el compromiso e implicación de todos" hasta lograr la reconciliación, agregó Rendón.

Entre los participantes a estos foros hay víctimas, sociedad civil, grupos en situación de vulnerabilidad -como jóvenes, mujeres y niños-, autoridades locales, agrupaciones religiosas y académicos.

Además, habrá foros específicos en reclusorios y otros dedicados a migrantes, refugiados y comunidades indígenas, sumando un total de 40 simposios.

Una de las controversias generadas en torno a estos foros fue por la posible participación virtual del papa Francisco, que fue anunciada por el equipo de López Obrador y posteriormente desmentida.

Tampoco se descarta la participación puntual de miembros del crimen organizado. "No descartamos nada, no hay límites, ni fronteras", dijo López Obrador a mediados de julio tras ser cuestionado por la prensa sobre si los narcotraficantes están invitados.

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto