21/02/2020 - 14:00

Redacción Mx Político.-. En la presentación de una Conferencia Magistral dirigida a alumnos y catedráticos de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, Yasmín Esquivel Mossa, Ministra de la Suprema Corte de Justicia, manifestó la importancia del Decreto de reformas de junio de 2019, a diversas disposiciones constitucionales para extender el principio de paridad de género en los tres niveles de gobierno del país.

Expresó que este principio constituye un paso importante hacia la igualdad sustantiva de la mujer, pues por primera vez en la historia, la presente legislatura del Congreso de la Unión, se encuentra integrada de manera paritaria. 

 

La doctora Esquivel hizo mención de que la participación de la mujer en los órganos de impartición de justicia no ha sido muy alto, en virtud de que en la Suprema Corte de Justicia de la Nación únicamente han sido nombradas 13 mujeres como Ministras. Es de resaltar que las dos últimas ternas han sido integradas únicamente por mujeres, “lo que apunta a que futuras designaciones podrían seguir la misma línea a efecto de compensar la disparidad de género en la integración actual del Alto Tribunal”.

En el Poder Judicial actualmente se cuenta con sólo 153 Magistradas y 155 Juezas de Distrito, por lo que de acuerdo con información de la CEPAL, México se encuentra por debajo de la media respecto del porcentaje de mujeres Ministras en Cortes Supremas y Tribunales de Justicia de otros países, mencionó Esquivel Mossa.

Dijo que en el paquete de reformas se pretende elevar la paridad de género como principio de la carrera judicial, lo que será premisa fundamental para el acceso a diversos cargos, desterrando prácticas nocivas y propiciando la presencia de más y mejores mujeres, en más y mejores cargos en este Poder de la Unión.

Consideró que es de suma importancia que dentro de la Reforma Judicial que presentó el Alto Tribunal, se señaló que el acoso sexual y laboral será causa de responsabilidad administrativa para quien lo ejerza. Asimismo, manifestó que uno de los pendientes del Estado Mexicano es la no violencia contra la mujer, lo que se ha convertido en una exigencia de todas las mujeres a ser respetadas.