López-Gatell pide denunciar alteraciones en certificados de defunción

27/10/2020 - 21:54

Redacción, MX Político.-   El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, invitó a la población a denunciar legalmente si una funeraria o institución les ofrece dinero a cambio de registrar la muerte de una persona como covid-19, sin que eso sea cierto, o al revés: alguien que sí falleció por ese motivo, pero señalar que fue por otra causa.

“Nos llamó la atención que durante esos tiempos –abril y mayo pasado--, donde hubo estos señalamientos infundados, empezaron a emerger noticias de este tipo de comportamiento: resulta que fue a la funeraria, le ofrecían dinero para registrarla como covid-19 o viceversa, registrarla como otra causa de muerte”, recordó durante la conferencia de prensa vespertina.

López-Gatell reiteró la invitación a denunciar esas prácticas ante el Ministerio Público federal y en los medios de comunicación.

“Lo cierto es que hasta el momento no tenemos conocimiento de ninguna denuncia formal. Esto debería denunciarse ante el Ministerio Público local, porque puede ser un acto constitutivo de delito, seguramente del fuero común, porque involucra la alteración de documentos oficiales. El certificado de defunción es un documento oficial. La persona certificante adquiere una responsabilidad legal y si lo hace con dolo, es decir, con intención de alterar el certificado y, por ende, el acta de muerte, podría estar cometiendo un delito”, apuntó.

En ese sentido, resaltó que no se trata de que el gobierno vigile que no se realicen estos actos, sino que las personas lo denuncien de manera inmediata.

El funcionario federal sostuvo que, durante algún tiempo, justo en abril y mayo, hubo señalamientos de que al gobierno federal le interesaba ocultar la realidad sobre la mortalidad. “Hemos dado extensas muestras de que no tenemos intención de hacer eso, nos parece una perversidad completamente inaceptable”.

Añadió: “Hemos explicado repetidamente la diferencia de vigilancia de la mortalidad como un instrumento que nos permite guiar las acciones de seguridad pública, monitorear y evaluar la calidad de la atención durante la epidemia, y la distinguimos de estadísticas vitales que tienen otro tipo de procesamiento, porque tienen otros ritmos que son demasiado lentos con respecto a lo que se necesita para la vigilancia epidemiológica.

“Por tanto, es esperable que la cantidad de muy lamentables defunciones que se pueden sumar día con día, difiera de lo que finalmente será la evaluación general de la mortalidad en México y en todo el mundo”.

Al ser cuestionado sobre la falta de sana distancia dentro de los aviones y por qué él no recomienda el uso de cubrebocas, López-Gatell aclaró que nunca ha dicho que no sea confiable, y aclaró:

“El cubrebocas es una barrera física para evitar que salgan las partículas líquidas, gotas, gotículas y aerosoles de la vía respiratoria, nariz y boca, de una persona que esté enferma y pueda con ello propagar los virus. Hasta ahí bien, el cubrebocas ayuda a que no se contagien los demás. Punto y aparte: si creemos que el cubrebocas es para protegerme a mí mismo porque lo estoy portando, no, es una falsa expectativa y estamos obligados a dejarle en claro a la población que no se confíe de que porque trae cubrebocas va a estar protegido”.

En cuanto al interior en las aeronaves, señaló que no es factible guardar la sana distancia por el fuselaje, y a menos que dispusiera de un espacio amplio tendría sentido restringir la cantidad de lugares asignados.
    
“Por lo tanto, precisamente las aeronaves, al igual que otro transporte público, son un ejemplo ideal de la importancia del cubrebocas, es útil para evitar el contagio a otros y en lugares donde no es factible la sana distancia”, añadió.

Además, dijo, hay un recambio continuo del aire. En términos promedio, cada dos minutos se reemplaza por completo el aire, sale de la aeronave, se filtra, no regresa, y entra aire libre de cualquier patógeno, lo que reduce los contagios.

Sobre la entrega de los cuerpos de personas que fallecieron por covid-19, apuntó: “Hay atribuciones que corresponden a las entidades federativas, a partir de comisiones estatales o direcciones estatales para la protección de riesgos sanitarios. Las atribuciones que corresponden a la disposición de cadáveres es responsabilidad de esas comisiones y son responsables de vigilar esto”. 

jam