La iniciativa de Ley General de Educación es "regresiva" y debe ser rechazada "tajantemente": UNPF

Redacción  Noticias MX.-  La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) exigió a los legisladores federales "rechazar tajantemente" la iniciativa de Ley General de Educación --presentada el 17 de julio por el grupo parlamentario de Morena--, "por regresiva, estatista, excluyente y atentar contra los derechos de los mexicanos".

En un comunicado, la organización argumentó que la iniciativa es regresiva porque impone condiciones que no se habían registrado hace un siglo; estatista, porque concede privilegios de exclusividad al Estado sobre los contenidos, y además excluye a los padres de familia del derecho de educar a sus hijos conforme a sus convicciones.

También, abundó, atenta contra los mexicanos porque amenaza con desaparecer los colegios particulares. 

Leonardo García Camarena, presidente de la UNPF, advirtió que de aprobarse la iniciativa se atentaría contra la libertad educativa, "regresando a los tiempos de hace 40 años", en los que -subrayó-- la educación particular era tratada con sospecha y amenazas.

Asimismo, mostró su preocupación ante la posibilidad de que la distribución de materiales no aprobados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) quede prohibida, pues "una ley así acabaría con la libertad de enseñanza y la libertad de educación, impuesta por un sistema totalitario".

El presidente de la UNPF aseguró que el proyecto contrasta con las declaraciones emitidas por el titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, y el presidente Andrés Manuel López Obrador, quienes desmintieron las versiones de "que venían leyes que iban a prohibir la educación privada, la educación católica, que se iban a confiscar los bienes de las escuelas, que se iba a prohibir el inglés en las escuelas".

 

 

También contrasta con lo expresado por el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, quien -sostuvo-- descartó la posibilidad de que los de colegios e institutos pasen a formar parte del Estado, pues refirió que "no existe intención alguna de eliminar las prerrogativas para impartir materias como educación en la fe, entre otras". 

García Camarena confió en las palabras de los funcionarios y pidió a los legisladores eliminar "de inmediato" cualquier propuesta de ley que lastime los derechos fundamentales de los padres de familia o el libre y sano desarrollo de los colegios y escuelas particulares para ejercer su labor educativa.

De igual manera, advirtió que sancionar a los colegios y tener un marco de control curricular definido exclusivamente por la SEP, regular las colegiaturas, pedir informes anuales o someterlos a un régimen de rendición de cuentas, "atenta y desincentiva" la educación privada, que representa más del 10% de la matrícula en educación básica y más del 30% en la Educación Media Superior y Superior.

"Se debe desechar toda iniciativa que atente contra la libertad de enseñanza y de educación, y que no permita la participación de los padres de familia en la generación de contenidos, pues ellos tienen el derecho natural de educar a sus propios hijos conforme a sus principios y convicciones", recalcó.

La UNPF hizo un llamado a todos los colegios y escuelas particulares del país para defender juntos el derecho a la libertad de enseñanza y de educación, y configurar las condiciones propicias para ejercer su labor educativa.

Finalmente, exhortó a los padres de familia a involucrarse en las escuelas públicas del país "para que la educación popular que reciban sus hijos quede libre de ideologías y responda a los niveles de calidad que los estudiantes mexicanos merecen". (Apro)
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto