GOAN propone convenio de transición al INSABI

Redacción  Noticias MX.- Gobernadores panistas de nueve estados, quienes rechazaron su adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), propusieron al Gobierno Federal un convenio de transición, mientras se aclaran las reglas de operación y financiamiento del nuevo modelo de atención médica.

 

En entrevista con Notimex, el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, presidente de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) declaró que existe incertidumbre sobre la operación del INSABI.

 

Por ello, sostuvo, antes de ofrecer servicios de salud universales y gratuitos se debe tener un soporte financiero sólido, con transparencia y reglas claras.

 

“Para nosotros como gobernadores es fundamental la calidad del servicio que se debe dar a la sociedad, que realmente le garanticemos el servicio gratuito o con cuota por lo pronto, pero que no les fallemos en el momento en que ellos tengan una enfermedad.

 

 

“Buscamos transitar a la gratuidad pero con un soporte financiero importante, decir que todo es gratuito está a todo dar, pero al momento en que lo transformamos en costos, sobre todo de tercer nivel donde no se cobrarían cuotas, nos puede tronar tanto a la federación como a los estados”, aseguró Orozco Sandoval.

 

El mandatario estatal detalló que la propuesta de sus homólogos de Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán surgió de las dudas sobre cómo funcionaría el nuevo modelo de atención con el INSABI.

 

“¿Realmente tenemos para soportar esto? porque el recurso que nos llegaba era con base en un padrón del Seguro Popular, pero con el INSABI el número sin duda va a crecer”, mencionó.

 

Añadió que el nuevo instituto también les solicita regresar todos los bienes muebles e inmuebles a la federación, como centros de salud, hospitales y centros de alta especialidad, sin embargo, Orozco Sandoval puntualizó que la desincorporación conlleva un proceso legislativo en cada uno de los estados.

 

Señaló que el nuevo modelo de salud considera una aportación del 85 por ciento de las finanzas por parte de la federación y 15 por ciento por parte de los estados, pero no se tiene claro si el recurso será suficiente.

 

“Lo que pasa es que el tercer nivel se lleva más del 70 por ciento del presupuesto de salud en todos las entidades y la federación ¿realmente podemos con eso? Qué diría el secretario de Hacienda o nuestros secretarios de Finanzas cuando se nos colapse el sector salud en cinco o seis meses”, expresó.

 

Orozco Sandoval aseguró que comparten el proyecto de salud del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero solicitan certeza en cada uno de los rubros que involucra el acceso universal a la salud y los servicios gratuitos.

 

Por ello, solicitan firmar un convenio de colaboración con la autoridad federal de Salud que supla a los de adhesión y coordinación que ofrece el INSABI.

 

Puso de ejemplo establecer una mesa técnica con representantes de las entidades y la federación para garantizar servicios gratuitos, personal, medicinas y equipo suficientes.

 

Así como acordar mecanismos de financiamiento, concluir proyectos de infraestructura en toda la República, establecer la atención gratuita en primer y segundo nivel, y transparentar y definir el destino de los 40 mil millones que pertenecían al Seguro Popular.

 

El gobernador de Aguascalientes refirió que en la reunión que tuvieron con el presidente la semana pasada les externó la opción de que el INSABI funcione al 100 por ciento el 1 de diciembre de este año, por lo que los mandatarios panistas ofrecen que el convenio de transición dure los próximos 10 meses.

 

En este lapso en los estados gobernados por el PAN la atención sería universal, es decir, se atendería a todos los que no tengan Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) o Petróleos Mexicanos (Pemex).

 

Los servicios serían gratuitos para el primer y segundo nivel, mientras en tercer nivel (atención especializada) se cobrarían cuotas paulatinas hasta que se determine la forma de financiamiento del INSABI.

 

“Nosotros seguiremos operando todos los centros de salud y hospitales y nos ponemos de acuerdo en las licitaciones de la federación, con toda la trasparencia que el señor presidente quiera para que no haya fugas en el recurso de salud”, puntualizó Orozco Sandoval.

 

Sobre la cuestión laboral detalló que continuarían operando con las plantillas de personal que se cuentan actualmente para posteriormente basificar a más empleados.

 

JAM

Minuto a Minuto