Fresenius Medical Care resucita después de dos años y medio

Redacción MX Político.- En medio de la crisis en el sector salud, la firma Fresenius Medical Care (FMC), de origen alemán, empieza a retomar terreno en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tras dos años y medio de permanecer inhabilitada.

Especializada en servicios de hemodiálisis, la trasnacional fue sancionada el 29 de marzo del año pasado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) tras una investigación por corrupción de la Comisión del Mercado de Valores de ese país (SEC).

Al confirmarse que la farmacéutica alemana violó la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero al incurrir en prácticas irregulares en 16 países, incluido México, la SEC la multó con 231.7 millones de dólares.

El DOJ le aplicó esa multa millonaria a cambio de no llevar su caso a los tribunales, al demostrar que Fresenius obtuvo ganancias por 135 millones de dólares entre 2009 y 2016 mediante sobornos para garantizar transacciones en Arabia Saudita, Angola, ocho países del oeste de África, así como en Turquía, España, China, Serbia, Bosnia y México. Esos pagos, según la SEC, “no fueron precisamente reflejados en los libros y registros de FMC”, empresa que cotiza en el mercado de valores estadunidense.

La resolución de la SEC, que es pública, revela que la empresa alemana fue incapaz de “abordar con prontitud numerosas señales de alerta” advertidas desde el año 2000, como “la simulación de contratos por consultorías falsificación de documentos y canalización de sobornos a través de un sistema de intermediarios externos”, según informó Apro.

En el caso particular de México, la investigación de la SEC estableció que en 2010 la empresa “participó en un plan para incrementar el precio del kit de diálisis para una licitación” con el IMSS.

Para ello la transnacional utilizó los servicios de un “agente externo”, identificado solamente como un “distribuidor mexicano”, que se encargó de “pagar sobornos a los funcionarios del IMSS encargados de la licitación pública”.

Ese “agente externo”, según la investigación, vende, entre otros productos, “equipos médicos usados en los tratamientos de hemodiálisis”; y en la contabilidad interna la farmacéutica aparecía como beneficiaria de pagos por concepto de “asesoría”.

Una auditoría interna de FMC México advierte que en 2010 y 2011 la empresa destinó 23 mil 500 dólares en “comisiones indebidas” pagadas al “distribuidor mexicano”, parte de las cuales fueron destinadas a funcionarios del IMSS, de manera que “FMC se benefició con más de 2 millones de dólares como resultado de la conducta inapropiada”.

Historial en México

Pese a ese antecedente, FMC, con sede en Zapopan, Jalisco, y oficinas en la Ciudad de México, fue favorecida el 6 de diciembre pasado con seis partidas del fondo anual para la contratación del Servicio Médico Integral Hemodiálisis Subrogada del IMSS.

Según el fallo de la licitación, publicado el viernes 3 y firmado por el titular de la Coordinación de Planeación de Infraestructura Médica, Juan Pablo Villa Barragán, y el titular de la División de Servicios Integrales, Benjamín Pandal Martínez, la farmacéutica fue considerada para dar servicios en las delegaciones del IMSS en Guerrero, Morelos y la Ciudad de México por un monto mínimo de 94 millones 456 mil 735.20 pesos y máximo de 236 millones 137 mil 946.20, incluido el IVA.

Asociada con Dytsa, en esa licitación FMC se adjudicó también el servicio del hemodiálisis del Hospital Regional de Jalisco, considerando impuestos, por un mínimo de 38 millones 558 mil 585.60 pesos y un máximo de 96 millones 394 mil 74.40; asimismo, en participación conjunta con Bioingeniería 3R obtuvo dos partidas para dar servicio de hemodiálisis en el Hospital General de Medicina Familiar, también en Jalisco, por un mínimo de 16 millones 911 mil 41 pesos y un máximo de 42 millones 276 mil 152.82, incluido el IVA.

FMC también compite por una licitación para dar servicio integral de hemodiálisis en las unidades médicas hospitalarias del ISSSTE, con una oferta máxima de 126 millones 129 mil 514.49 pesos para el ejercicio de 2020 y de 127 millones 690 mil 234.36 pesos para el siguiente año.

 

jvg

Minuto a Minuto