Feministas queman libros para curar homosexualidad en la FIL Guadalajara

Más de 300 mujeres también interpretaron dos veces el performance "Un violador en tu camino".

Redacción NoticiasMX.- Un grupo de feministas que se instaló en la explanada de la Expo-Guadalajara, la tarde de este viernes, rompió y luego quemó ejemplares de un libro llamado "Psico-Terapia Pastoral", cuyos  autores,  Juan Manuel Rodríguez y Misael Ramírez, abordan las llamadas "teorías de conversión para homosexuales", como una forma más de protesta -según dijeron las manifestantes- y para que se les voltee a ver en su reproche a la sociedad sobre la violencia rampante contra las mujeres.

"Si la Feria tiene tantos ojos pues que nos volteen a ver, hace falta generar más ruido y que nos escuchen", gritó a voz en cuello una de las activistas, mientras preparaba la pira en la que arderían los ejemplares bibliográficos minutos después.

 

Lo anterior, pudo ser consignado en  información del diario El Universal y  sucedió a las afueras del inmueble donde se verifica la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), que es mundialmente reconocida por dar cabida sin discriminación alguna, a cualquier forma de expresión cultural y científica escrita, en ese formato físico clásico, que ha sido el vehículo universal para difundir el conocimiento entre los hombres, en los  últimos 4 siglos, como lo es el libro.

La referida obra que fue públicamente incinerada como protesta, "está en contra de la diversidad de género y aparte la editorial promueve el derecho al aborto", dijeron en un tono de descalificación y neurosis, dos de las activistas, cuando se consumían los ejemplares.

"Ese libro está en contra de la diversidad de género y aparte la editorial está en contra del derecho al aborto", afirmaron después.

Cuarenta minutos antes,  cerca de 300 mujeres manifestantes feministas entraron al recinto y, en las inmediaciones del Área internacional, realizaron el performance  "Un violador en tu camino" del colectivo chileno Las Tesis.

 

 

Luego recorrieron los pasillos de la FIL, profiriendo diversas consignas de "justicia" y algunos reclamos.

El recinto se convirtió en una marea verde entre pañuelos y gritos en contra del acoso. 

Las actividades de la FIL continuaron con normalidad, el público seguía participando en la dinámica de la Venta Nocturna, que este viernes se verificó  y,  sólo cuando se topaban con este grupo, la concurrencia se hacía a un lado para dejarlas pasar.

(Con información de El Informador y El Universal)
hch

Minuto a Minuto