El sello Peña Nieto: al iniciar su sexto año, más corrupción, violencia y pobreza

El gobierno priista aún tiene una larga lista de compromisos y pendientes por cumplir durante su último año al frente del país

Por Vanessa Solis

Ciudad de México.- El Presidente Enrique Peña Nieto celebró cinco años de su gobierno, durante todo este tiempo se hicieron presentes distintos sucesos que han puesto a prueba el actuar del Estado mexicano y de su sociedad.

Peña Nieto arranca su último año de gobierno aún con pendientes por cumplir y una larga lista de compromisos que hizo durante su campaña, sumado a una baja aprobación de los mexicanos.

En su primer año Peña Nieto logró alcanzar una aprobación del 57 por ciento, sin embargo, a un año de terminar su sexenio, solo el 26 por ciento de la población aprueba su gobierno, de acuerdo a datos de la encuesta Mitofsky.

La desaprobación de los mexicanos tiene mucho que ver con una mala gestión, llena de escándalos de corrupción, un alto índice de inseguridad en el país, un mal combate a la pobreza  y una decadente economía.

Inseguridad y violencia

El sexenio de Peña Nieto ha ido empeorando en materia de seguridad. Este año contó con el mes con la cifra más alta de homicidios desde 1997, aunque durante 2013 y 2014 en el caso de los homicidios dolosos, durante 2013 y 2014 la administración del priista logró reducir la tasa.

Pero para 2017 no solo la tasa ha subido sino que los números absolutos han sido los más altos desde que se tiene registro para algún mes, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Mayo rompió el récord por primera vez, luego fue junio. Pero octubre de 2017 ha sido el mes más violento desde 1997, cuando iniciaron los registros del SESNSP, pues se registraron 2 mil 764 homicidios dolosos. Ningún otro mes ha tenido una cifra tan alta, es decir, durante octubre ocurrieron casi cuatro homicidios por hora en México.

Los números respaldan la sensación de inseguridad que viven los mexicanos, pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 76% de la población en México se sintió inseguro en septiembre de 2017. Un año previo el porcentaje fue del 71%.

Empleo sin mejora

Durante la gestión de Enrique Peña Nieto se ha llegado a los más altos niveles de empleo formal, ya que de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en octubre se crearon 194 mil 758 empleos formales, lo que representa 13% más con respecto al mismo periodo de 2016.

De enero a octubre de 2017 se han creado 1 millón 7 mil 050 nuevos trabajos y en lo que va del actual sexenio se han generado 3 millones 328 mil plazas.

Lo anterior significa 127% más que el millón 464 mil nuevos empleos del mismo lapso de la administración de Felipe Calderón y mayor que cualquier sexenio de los últimos seis presidentes previos, según la institución de salud.

Sin embargo, pese a esas cifras, el bolsillo de los mexicanos no se ha visto beneficiado al menos en el último año. 

Economía

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), durante el tercer trimestre de 2017, el ingreso laboral per cápita mostró una disminución de 2.1% con respecto al mismo periodo del año previo. 
Es decir, el ingreso por cabeza de los miembros de un hogar pasó de un promedio de mil 729 a mil 693 pesos en el lapso.

Mientras que la inflación alcanzó un nivel de 6.66% a tasa anual en agosto, el más alto desde mayo de 2001, cuando alcanzó el 6.95% hace 16 años, de acuerdo con datos del Banco de México.

Por otro lado, la inversión extranjera en el primer semestre de 2017 tuvo una cifra de 15 mil 645 millones de dólares, y se desplomó 11.6% con respecto al mismo periodo de 2016. Además se tiene el nivel más bajo desde el 2013, de acuerdo con la Secretaría de Economía.

Además, durante 2017 se vivió el peor nivel del tipo de cambio entre el peso y el dólar estadounidense. El 11 y el 19 de enero se alcanzó un pico histórico de 21.93 pesos por dólar. Los niveles promedio de noviembre han sido de 18.95.

Pobreza

Puesto en marcha el 21 de enero del 2013, el programa estrella de combate a la pobreza extrema del presidente Peña Nieto ha sido la Cruzada Nacional contra el Hambre.

El objetivo del programa era claro: erradicar la pobreza alimentaria del país. A casi cinco años de empezada la cruzada, los resultados son muy alejados del objetivo planteado.

En este sentido, Coneval cataloga a 24.5 millones de mexicanos con carencias por acceso de alimentación.

El presidente ha fallado en su tarea de disminuir la pobreza; hoy hay 68 mil pobres más que cuando tomó el cargo. Coneval indica que 53 millones y medio de mexicanos viven en situación de pobreza, es decir que, cuatro de cada 10 mexicanos es pobre.

Corrupción

Enrique Peña Nieto hizo del combate a la corrupción una de sus primeras promesas como candidato presidencial, y como presidente electo. A pesar de ello, su administración se ha visto envuelta en escándalos que lo involucran a él y a su primer círculo.

El mandatario envió al Congreso, vía el PRI, una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para eliminar la Secretaría de la Función Pública (SFP) y crear, en su lugar, la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA).

Pero la propuesta del Mandatario no prosperó, como tampoco su determinación por combatir la corrupción.

Y vinieron los mayores escándalos de corrupción: la Casa Blanca; la casa en Malinalco del entonces secretario de Hacienda, Luis VideGaray; y la cancelación del tren rápido a Querétaro. Ante las sospechas de una licitación irregular ganada por Grupo Higa, el primer mandatario revivió a la SFP en 2015, y nombró a Virgilio Andrade como titular.

La primera tarea del nuevo secretario era investigar posibles conflictos de interés en esos casos, pero Andrade exoneró a Peña Nieto, a la primera dama Angélica Rivera, y a Videgaray.

El mandatario pidió perdón a la sociedad por la Casa Blanca y prometió impulsar el Sistema Nacional Anticorrupción, no obstante, éste se ha enfrentado a la reticencia de actores políticos de todos los partidos y entró en operación incompleto: sin Fiscal Anticorrupción y sin los 18 magistrados especializados que requiere el nuevo sistema. 

A la Casa Blanca siguieron el caso Odebrecht, la Estafa Maestra, los gobernadores priístas de la generación Peña Nieto acusados de desviar recursos públicos a las campañas del PRI, los conflictos de intereses, y las asignaciones de contratos de obra pública a empresas consentidas de funcionarios de primer nivel.

Todo esto ha generado una desconfianza total en el presidente y su gobierno, quien ahora ha sido señalado de "imponer" con el "dedazo" al nuevo ungido del PRI a la Presidencia en 2018: José Antonio Meade.

Ademá, el pobre desempeño en dichas áreas ha hecho que la aprobación del presidente sea la más baja de los últimos 24 años.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto