En la desarticulación de la caravana migrante, la GN recurrió a “actos de intimidación y hostigamiento”: ONG

Redacción  Noticias MX.- En el operativo instrumentado ayer por la Guardia Nacional (GN) para desarticular la caravana migrante hubo “actos de intimidación, hostigamiento y persuasión”, así como “abuso de la fuerza” y “uso indiscriminado y dirigido de gas pimienta, sin considerar la presencia de niñas, niños y bebés”, denunciaron más de cien organizaciones defensoras de derechos humanos (ONG).

 

Y, tras deplorar que el Estado mexicano “recurre no sólo a la violencia, sino al engaño y la manipulación emocional de las personas migrantes, con necesidades de protección internacional”, subrayaron que los boletines oficiales del Instituto Nacional de Migración (INM) “están alejados de la realidad”.

 

“Los abusos de la Guardia Nacional como estrategia de contención y disuasión del Estado mexicano han quedado registrados por organizaciones de la sociedad civil y periodistas. La evidencia sustenta lo que hemos afirmado: la Guardia Nacional no debe estar involucrada en acciones de control migratorio”, refrendaron las organizaciones que conforman la Misión de Observación en Derechos Humanos en Tapachula, Chiapas.

 

En un comunicado difundido este viernes, detallaron que el operativo dejó como saldo “una persona desmayada, varias personas lesionadas; niñas, niños y personas de la tercera edad con crisis nerviosas; separación de familias y, según la información presentada por el INM, al menos 800 personas detenidas fueron llevadas a diversos centros de detención migratoria, donde enfrentarán condiciones de hacinamiento, violaciones de derechos humanos y violencia en múltiples formas, solo para esperar a ser deportadas a los países de los que vienen huyendo”.

 

Si bien el INM aseveró ayer que los agentes mexicanos detuvieron a los migrantes “con pleno respeto a los derechos humanos”, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó hoy su rechazo al uso de la fuerza perpetrada por la Guardia Nacional, y refrendó que “el uso de la fuerza para detener o dispersar migrantes, en este caso de las caravanas, debería ser evitado, incluyendo el uso de armas no letales”.

 

Según las organizaciones que observaron la “acción militar de encapsulamiento usada (ayer) por el grupo antimotines de la Guardia Nacional”, los uniformados mexicanos realizaron un “uso indiscriminado y dirigido de gas pimienta, sin considerar la presencia de niñas, niños y bebés”, y el operativo “causó que grupos de personas se internaran en parajes selváticos tratando de escapar de la represión”.

 

Por ello, exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador, “el más alto representante del Estado, que cumpla con las obligaciones internacionales de México y establezca una política migratoria y de refugio con enfoque de seguridad humana, que reconozca el contexto de crisis de desplazamiento forzado en la región, respete efectivamente los derechos humanos de todas las personas migrantes y con necesidades de protección internacional y se apegue al principio de no devolución”.

 

También condenaron que el INM negara a las organizaciones el acceso a sus centros de detención migratoria, donde imperan “condiciones indolentes”, así como “acoso y hostigamiento de la Guardia Nacional”.

 

Finalmente señalaron que en los centros de detención “prevalece el miedo y la desconfianza, ante un gobierno que ha engañado y lastimado las esperanzas de miles de personas que buscan un futuro mejor para sí y para sus familias”.

 

JAM

Minuto a Minuto