Dejó la agenda mediática, para irse a "La Chingada"

Por lo menos 3 temas de importancia capital, tocó el Presidente esta mañana y con ello anuncia lo que prevalece en sus intereses y pendientes grupales


Redacción MX Político.- Es parte de su estrategia desde antes de ser Presidente de la República.

Como Jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), inició con su recuento programático de las acciones diarias a través de una conferencia efectuada a primera hora de la mañana, con la presencia de funcionarios de medios de comunicación, autoridades y funcionarios involucrados.

El objetivo: Imponer sutilmente la agenda mediante sofismas llevados al nivel de posicionamientos oficiales y con ello, evitar el pago de publicidad a las empresas dedicadas al negocio de la comunicación. Pero además, forzar a la difusión de sus posicionamientos y criterios.

Lo ha logrado en los 9 meses de ser autoridad legal y en los 13 meses que lleva como autoridad legítima. López Obrador marca la pauta de la temática pública nacional.

Con un estilo parco, parsimonioso, sin la retórica tradicional y desprovisto de formulismos e imposturas, ya sean de voz o de lenguaje no verbal, AMLO desmenuza a su propio ritmo los juicios sobre asuntos de interés nacional...y cuando siente que el interés público empieza a descender, hace uso de una genialidad fingiendo un estilo de hablar y de discurrir, que aparenta ser ordinario y básico. Personifica a un mexicano o mexicana del sedimento socio cultural y escenifica entonces una especie de soliloquio donde el actor trata de explicar a algún vecino o a sí mismo, el origen del problema. En su propia, parcial y circunstancial lógica.

Luego viene lo más riesgoso y costoso del asunto: el Presidente de México, personificando a un ciudadano limitado en todos los planos, después de hacer una interpretación por demás básica, prejuiciosa, construye soluciones en el acto, desde el estrado y frente al micrófono....y las ofrece como las más funcionales a la realidad nacional. Soluciones a problemas complejos que implican valoraciones políticas -ante todo- y técnicas en la mayoría de los casos. El resultado aún no ha sido desastroso, pero amenaza con serlo de un momento a otro. Aunque noble y democrático propósito de tratar de asumir el pensamiento de las clases mayoritarias cuando se construyen y se asumen las decisiones de trascendencia colectiva. Aunque de esta forma poco les ayuda una autoridad, pues asumir políticas con este criterio no se traduce casi nunca en beneficio a esos estratos socioeconómicos.

Chistes contados desde una pretendida "santidad" que no hacen reír, gestos histriónicos, gritos y hasta balbuceos que denotan que piensa en voz alta en ese momento el jefe de las instituciones, atrapan -por su novedad y hasta por morbo- al ciudadano oyente o tele espectador.

Se ha medido el Presidente a sí mismo en su impacto; conoce bien su estrategia. Sabe que cuando el interés se empieza a perder, saca de su "chistera" una afirmación que por lo sublime o novedosa, raya en los límites del absurdo o el despropósito.

Hoy tocó el turno a los expresidentes. Uno de ellos, el recipiendario de la mayoría de sus ataques -por encima incluso de Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto; su verdadero "innombrable", Felipe Calderón Hinojosa, a quien no perdona por haberle "ganado" la elección con el 0.6% de la votación.

Una vez más AMLO se le va a la yugular y a ahora lo toma de patiño, diciendo a la audiencia que a la manera del "Comandante Borolas" fue a Michoacán a declararle la guerra al narco, poniéndose un chaleco (casaca militar) que le quedaba grande. Responsabilizó a Calderón Hinojosa de "haberle pegado al avispero a lo tonto", en clara alusión a que hizo un uso excesivo de la fuerza en el combate a la delincuencia organizada.

Felipe Calderón contestó, señalando que "a él no le quedaba el saco, que en todo caso a otros les ha quedado grande el cargo de Presidente".

 

 

Luego arremetió contra Claudio X. González, personaje vinculado por décadas a la representación de la clase empresarial y a sus intereses, desde diferentes organismos cúpula.

AMLO dijo que González "está detrás de los más de 80 amparos que se han interpuesto para frenar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía". Y después de prometer que ese aeropuerto se hará, a pesar de todo, sentenció que tomará medidas que ya está evaluando, que tienen qué ver con las facultades que tiene el estado mexicano para hacer prevalecer el interés nacional por encima de los intereses de grupo, también en referencia a Claudio X. González.

De mucha significación esta última sentencia.

¿A qué recurso legal se refiere AMLO que invocará para salirse con la suya?....¿Acaso la expropiación?


Mientras tanto el Presidente no deja de marcar la pauta informativa o de difusión. Él dicta la agenda....y por no dejar, esta vez que se trasladó al sureste a su región natal, a preparar el Primer Informe de Gobierno, dejó con sus 3 aspectos declarativos y sus 2 "tiros cantados", varios temas que se derivan para ser tratados y difundidos este fin de semana.

Dejó pues programados los temas que él mismo marcó para irse a su rancho;....para irse a "La Chingada".


hch

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto