17/02/2020 - 11:00

Noticias MX.- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, presentó por segunda vez una propuesta para modificar la Constitución del país y eliminar el fuero presidencial, para que el mandatario de turno pueda ser juzgado como un ciudadano cualquiera y que el año pasado se estancó en el Congreso. “En la bancada de Morena destacamos la visión estadista de Andrés Manuel López Obrador para proponer una iniciativa de esta naturaleza, donde se acaban para siempre los privilegios del presidente, pero además, es un gran avance en la lucha contra la corrupción que el propio titular del Ejecutivo ha encabezado en su gobierno”, señaló este domingo el diputado Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena, que tiene la mayoría en la Cámara de Diputados. Las y los @DiputadosMorena apoyaremos la iniciativa para quitar el fuero al presidente y que pueda ser juzgado como cualquier ciudadano por delitos de corrupción https://t.co/EHrrpsGjOG — Mario Delgado (@mario_delgado) February 17, 2020 De acuerdo con el legislador, “es sin duda una iniciativa relevante” a la que se le dará “máxima prioridad”. “No solamente porque proviene del Ejecutivo, sino porque se trata de una propuesta de avanzada que ayuda a fortalecer la democracia, la rendición de cuentas, y permite acabar con la corrupción en el país”, añadió. Para Delgado, el fuero presidencial “es un manto de impunidad que siempre ha generado un amplio rechazo por parte de la mayoría de la población". “Por eso la importancia de esta propuesta que enviará el Ejecutivo para reformar los artículos 108 y 111 de la Constitución Política”, destacó. “Con esta nueva propuesta del Ejecutivo, queda a salvo la discusión que se generó tanto en el Senado de la República como en la Cámara de Diputados, que finalmente llevó a que la eliminación del fuero presidencial quedara en suspenso hasta el inicio de este periodo ordinario”, concluyó Delgado. Y es que en marzo de 2019, el Senado de la República avaló la eliminación del fuero del presidente de la República, así como de los diputados y senadores, por lo que el dictamen fue remitido a la Cámara de Diputados para su análisis, votación y eventual aprobación. Al mes siguiente, la Cámara de Diputados regresó al Senado la iniciativa con modificaciones, toda vez que aprobó retirar el fuero constitucional al Presidente de la República para que pueda ser juzgado por "delitos graves", como los electorales y actos de corrupción, y ya no solo por traición a la patria, como lo establece la Constitución. Los mismos delitos aplican para los diputados y senadores. Pero desde entonces, la iniciativa (enviada por el Ejecutivo desde el inicio de su mandato) no ha terminado de ser aprobada, a pesar de la insistencia de López Obrador de aprobar una de sus principales propuestas de campaña, en el marco de su administración para “terminar con la corrupción". Sin embargo, el mandatario mexicano, debido a que la Constitución mexicana así lo ordena, no podía enviar la propuesta de nuevo durante 2019 y sólo lo ha podido hacer hasta ahora, cuando un nuevo periodo ordinario de sesiones comenzó en el Congreso mexicano. De acuerdo con medios locales, López Obrador aseguró que la propuesta enviada se mantiene igual que la original. Además, insistió que “todos los servidores públicos puedan estar sujetos a procesos penales si cometen hechos delictivos”, sobre todo aquellos relacionados con corrupción. “Reafirmo mi idea de que la deshonestidad de los gobernantes y de las élites del poder es lo que ha causado un mayor deterioro a la vida pública de México, tanto por el mal ejemplo como por la apropiación ilícita de los bienes del Estado”, se puede leer en el documento, citado por Reforma. "Quiero insistir en mi propuesta original para que el Presidente de la República pueda ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano común”, añadió el tabasqueño de 66 años. Ahora, los diputados morenistas, el partido de López Obrador, deberán esperar para saber las opiniones del resto de las bancadas, incluida la de Morena en el Senado, que todavía no se han expresado sobre la propuesta.