Un comité técnico determinará rescate de los restos de mineros: Auerbach

Redacción Noticias MX.-La representante representante de la organización Familia Pasta de Conchos, Cristina Auerbach, informó que los primeros 15 días de agosto el comité técnico integrado por ingenieros de Australia, Alemania, Estados Unidos y México, y autoridades nacionales, visitarán la región carbonífera para definir cómo se hará el rescate de los 63 restos que aún permanecen en la mina.


El caso lo estudian expertos en geología, son seis ingenieros alemanes, tres australianos, dos estadunidenses y seis mexicanos, quienes integran el comité técnico, además de representantes de la Secretaría del Trabajo y la Subsecretaría de Minas.


También del Sistema Geológico Mexicano, la Facultad de Ciencias Forenses de la UNAM, de la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de la Defensa Nacional, así como la representación de la organización Familia de Pasta de Conchos y el Centro Pro de Derechos Humanos de Coahuila.


En entrevista vía telefónica con Notimex, Auerbach detalló que han sostenido reuniones con la secretaria del Trabajo Luisa María Alcalde, en la mesa que se organizó para hacer justicia a los mil 100 familiares directos de los mineros.


“Nuestra primera condición y única para que se establezca una solución amistosa con el gobierno es que se recuperen los restos de los mineros, han pasado casi 15 años, es necesario que el gobierno federal que, aunque no es responsable, evite con esta acción recibir una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, señaló.


Agregó que actualmente el Grupo México, empresa que tiene en propiedad la mina, no permite el acceso a ésta, en la entrada a las instalaciones están apostados sindicalizados afines a Napoleón Gómez Urrutia y hay nueve viudas de los mineros que fallecieron en el lugar.


“El sindicato representaba a 25 mineros, ellos están muertos, ellos tomaron la entrada a la mina el sábado; primero eran cinco viudas, ahora son nueve, pero no se puede acceder a la mina, la empresa no lo permite”, aseveró.


Auerbach descartó que la organización que representa tenga tratos con el sindicato de Gómez Urrutia, “porque sabían que las condiciones de la mina no eran seguras y no dijeron nada”, tampoco quieren mantener comunicación con la empresa Grupo México de Germán Larrea. Apuntó que las negociaciones para el rescate de los restos son con el gobierno federal.


“El rescate tiene que realizarse, sí o sí, esto no es para meditarse. Sólo de esa manera reanudaremos las relaciones con el gobierno”, reafirmó.


La explosión ocurrida el 25 de febrero de 2006, dejó 65 trabajadores muertos, 63 de los cuales aún permanecen sus restos en la mina; las familias siguen radicando en diversas localidades, como Palau, San José y San Juan de Sabinas, cercanas a Pasta de Conchos en Nueva Rosita, Coahuila.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto