De "chile, dulce y manteca", los convocados por Fox

Escarceos para conformar un bloque opositor a la 4 T, pero con políticos ya "muy aplaudidos".


Redacción MX Político.- El diputado Gerardo Fernández Noroña reveló que el ex presidente Vicente Fox Quesada, se reunió en su rancho San Cristóbal, de Silao, Guanajuato, con políticos de la más disímbola orientación y cuyas historias se remontan al pasado de hace varios años.

 

 

Jesús Ortega Martínez, ex dirigente nacional del PRD; Guadalupe Acosta Naranjo, también ex dirigente solferino; Gustavo Madero Muñoz, senador panista y exdirigente nacional de su partido, recientemente involucrado por cierto en un incidente de violencia física durante una reunión plenaria del Senado, donde se eligió a la nueva Ombudsperson mexicana.

También se reveló por el diputado Noroña, que acudieron a esa reunión celebrada en el bajío guanajuatense, José Narro Robles, ex Rector de la UNAM y ex aspirante a la dirigencia nacional de su partido, el PRI; así como Jorge Castañeda Gutman, excanciller mexicano, de 2000 a 2003, precisamente en el período de gobierno de Fox, entre otros.

Que el motivo de la reunión era para construir, según Gerardo Fernández, un plan para derrocar al actual presidente Andrés Manuel López Obrador y a su gobierno. 

"...se reunieron  para derrocar al compañero Presidente Andrés Manuel López Obrador;...nos la persignan", habría escrito en su mensaje el también catedrático de las materias de sociología e historia en la UAM.

Según el tuit publicado este miércoles por el legislador, también habrían acudido al rancho el publicista Carlos Alazraki y el ex vocero presidencial del propio Fox, Rubén Valdés.

 

 

 

 

 

 

Del primero, señaló Fernández Noroña que según sus informantes, era el más rabioso en sus intervenciones y deliberaciones.

Destaca también el hecho de que tanto Jesús Zambrano, como Acosta Naranjo y Narro Robles, son personajes que han deambulado en diferentes causas y franquicias electorales buscando acomodo, escudándose en el interés de construir una opción "de cambio, por amor al país".

Salieron del PRD y del PRI, respectivamente, porque no pudieron alcanzar sus objetivos de arribar a posiciones de mando, control o dominio al interior de sus respectivos institutos y proyectos electorales.

Sin pena ni gloria, (y en algunos casos con más pena que gloria), los septuagenarios han intentado construir "nuevas opciones políticas", pero el resultado ha sido nulo. Lo más reciente es un experimento que se llamó -o se llama- Proyecto 21 (original nombre), mediante el que pretenden convocar a "Milenials" y miembros de la "Generación X" a nuevas causas políticas, pero sólo si las encabezan, porque ellos son líderes por antonomasia, a donde se paren.

 

 

Ya no quieren "hacer cola", ni ceder el espacio a las nuevas generaciones de dirigentes o políticos de nuevo cuño.

Además su "handicap político" es nulo entre la población.

El cargo no da la estatura política. Tener un nombramineto o alcanzar una posición no te hace líder.

Haber sido Rector de la UNAM o dirigente de un partido como el PRD, no significa que por osmosis el cargo te provea de los atributos de un líder probo y honesto...menos en los dos casos del PRD.

 


hch
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto