Las aventuras del Trump brasileño

Se empieza a correr la cortina informativa y ya se vislumbra la explicación del incendio en la Amazonia


Redacción MX Político.- Intransigencia, soberbia e ignorancia, son denominadores comunes en los procederes de varios gobernantes del continente y del mundo.

Uno de los casos es el del Presidente de los Estados Unidos de América, Donald J. Trump; un empresario, de ideología conservadora, con tendencia al populismo en sus actos de gobierno y ciudadano que fue siempre ajeno a la burocracia o a la política formal, hasta que llegó al cargo político más importante de su país. Este caso no es el único en América, sin embargo es propicio para comparar el caso del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, también un hombre de derecha, empresario y calificado por sus críticos como populista,

Ha impulsado una política de apoyo sin precedente a pequeños productores del norte y el noroeste de Brasil, a  quienes ha liberado créditos y programas de apoyo para sus actividades económicas vinculadas a la producción ganadera, cultivo de la soya y la producción del etanol, agente combustible de tipo ecológico que ha cobrado mucho auge en los últimos meses en el país sudamericano.

 

 

Para ello, ha cumplido todas las promesas hechas a este sector, compuesto por empresarios, granjeros y hacendados del campo, quienes se han convertido en el sector consentido del Presidente.

Tal y como lo fueron los granjeros de Kentucky, Indiana, Missouri, Kansas y varios estados del centro del territorio estadounidense, a quienes Donald Trump prometió devolver los empleos que "la industria automotriz se habría llevado a México, para dejarlos a ellos y a sus hijos descobijados", según les prometió en su campaña electoral y para lo que ha hecho permanentemente el intento. A cambio Trump recibió votación masiva mayoritaria y todo indica que tratará de repetir ese esquema en su próxima campaña buscando la reelección. Todo un despliegue de populismo y artilugios electorales en ambos casos.

 

 

En el caso de Jair Bolsonaro, ha privilegiado a los pequeños latifundistas del norte y el noroeste brasileño, pero ha dejado en el olvido a los grupos ambientalistas y ecologistas, integrados en Organizaciones No Gubernamentales, quienes hasta antes de la llegada de la derecha al gobierno brasileño, habrían tenido siempre condiciones y respaldo para ser los legítimos guardianes de la selva del Amazonas, en lo que compete al territorio brasileño y donde se presenta más del 50 % del incendio en estos momentos, específicamente en la región de Rondonia. Un siniestro que ya preocupa al mundo.

Y no es para menos: En los últimos 3 días, las nubes de denso humo negro con altos contenidos de monóxido de carbono, llegaron ya a la sureña ciudad de Sao Paulo, a las que ni los vientos del Atlántico que se encuentra cercano a ésta, la antigua capital del Brasil, pudieron disiparlas.

En Sao Paulo se oscureció faltando varias horas para que llegara a la noche, a las 3 de la tarde, horario de esa región brasileña. Un fenómeno que asustó a pobladores y al mundo en general.

Aquí una imagen.

 

 

 

 

El Presidente Bolsonaro supone que los incendios entonces son provocados por la mano del hombre, tesis que está plenamente comprobada pues la época de sequía no es el factor determinante, sino la falta de conciencia de la gente, pero ante todo la voracidad de madereros y agricultores en pequeño, a quienes el presidente brasileño ha abierto la puerta para habilitar nuevas extensiones de terreno y para ello, es menester quemar superficies del bosque y destroncar las superficies.

Al igual que Trump, no cree en el cambio climático ni en el respeto a la ecología.

Sin embargo, a las Organizaciones No Gubernamentales de Brasil, la mayoría de izquierda, Bolsonaro las reconoce como reaccionarias a su política económica; según él, le provocan obstáculos políticos. 

Inclusive ha llegado a declarar, que son las ONG brasileñas "las que están quemando grandes extensiones de selva amazónica de manera deliberada para causarle problemas a su gobierno".

Una aventura más de Jair Bolsonaro, el intransigente Presidente de Brasil, muy a la manera de Donald Trump;....y de otros presidentes del continente.

FOTOS: Cortesía de REUTERS

 

 

hch

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto