25/02/2020 - 15:00

Noticias MX.- No se suspenderán los tratamientos contra el cáncer de mama a las mil mujeres que atendía la Fundación contra el Cáncer de Mama (Fucam) y las nuevas beneficiarias que antes tuvieron el tratamiento gratuito en la fundación a través del Seguro Popular podrán atenderse en el Hospital General, el Hospital Juárez y el Instituto Nacional de Cancerología.

Ésta fue la respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador y el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, al centenar de mujeres con cáncer de mama que se manifestaron fuera del Palacio Nacional y se garantizó a todas las beneficiarias del programa que ya se hicieron compras consolidadas de medicamentos oncológicos para su atención.

Para tal efecto, hubo una coordinación entre las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de Salud (SSA) para atender también otras afecciones como la Diabetes, que es la segunda causa de muerte de los mexicanos luego de las afecciones cardiovasculares, junto con otras enfermedades crónicas que también serán atendidas por especialistas.

Durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, cuyo tema del día es el Pulso de la Salud, se justificó la destitución del doctor Miguel Ángel Celis López, ex director del Instituto Nacional de Neurología, porque durante cuatro meses hubo distorsiones administrativas “por falta de capacidades técnicas”, que originaron el desabasto de medicamentos, comentó López Gatell.

En su momento, el presidente López Obrador explicó que el desorden en el suministro de medicamentos tiene como antecedente que los gobiernos anteriores no invirtieron en el Sector Salud ni en el educativo, y en consecuencia, hay insuficiencia de médicos especialistas, porque disminuyó la matrícula en las universidades públicas.

“La tendencia de los gobiernos neoliberales era la de privatizar y descuidaron la atención médica pública, porque le dieron preferencia al desarrollo de los hospitales y universidades privadas, donde creció la matrícula pero sólo una parte de la sociedad tenía acceso a tratamientos en hospitales privados y llegó el momento en que no podían pagarse las altas colegiaturas en las universidades y hospitales privados.”

Respondió a sus críticos para afirmar que el Estado cumplirá con su compromiso de garantizar el derecho a la salud de todos, los beneficiarios del IMSS y del ISSSTE, como a los que no tienen seguridad social, todos tendrán acceso a los servicios de salud, afirmó.

“En el tiempo del liberalismo se dejó la atención a la salud a la demanda del mercado”, sostuvo.

El titular del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, reconoció la del ISSSTE de las 32 delegaciones, que asciende a 60 mil millones de pesos, por lo que conminó a que se pudieran al día.

A su vez, Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) descartó las propuestas de sindicatos de la CTM para subrogar a hospitales privados los servicios médicos estatales, pues sólo tendrían acceso las minorías “y de lo que se trata –dijo- es fortalecer al Sector Salud”.

jvg