Tecnología aquí y ahora / En la opinión de Ileana Garza

Por Ileana Garza Tovar

 

La necesidad de estar a la vanguardia tecnológica es un punto bastante importante en las empresas que he tenido la oportunidad de asesorar (micro y pequeñas empresas en general). Independientemente del sector y en un lamentable intento de competir desmedidamente por estar al día, la compañía presume del uso de las herramientas que hay en el mercado con la finalidad de generar valor agregado tanto con el cliente como con sus colaboradores, a partir de ello.

 

Sin afán de desmeritar los logros tecnológicos actuales, he concluido que en muchas ocasiones no se requiere de grandes inversiones, cuando tienes a la mano la herramienta correcta y el modelo de negocio adecuado.

 

En mi experiencia como implementadora de sistemas ERP (Enterprise Resource Planning), tanto integrales como modulares, me he percatado de la esperanza con la que los administradores realizan su adquisición tecnológica: independientemente de la implementación que se realice y el sistema que se decida adquirir, es necesario que la empresa conozca su estado actual, su problemática o área de oportunidad.

 

La tecnología no es la solución a todos tus males, si no conoces tus padecimientos en este momento. En muchas ocasiones me he encontrado con clientes que deciden adquirir tecnología partiendo de una marca y no de su necesidad. Hemos sido presas del marketing, navegando con la bandera de la moda y la sobreestimación, es decir, hemos comprado necesidades aisladas

 

En una plática con un tecnólogo reconocido, aseveró que la tecnología en muchas ocasiones lo que hará es aumentar o hacer más notorio el tipo de organización que tenemos establecido en el negocio, por lo que la eficiencia y la tecnología no están del todo casadas.

 

Con lo anterior me permitiré compartir 5 tips que te ayudarán a tomar una mejor decisión a la hora de decidir adquirir nuevas tecnologías:

  1. Evalúa el desempeño actual. Un sistema o aparato no hará más allá de lo que tu percepción del problema o dolencia te devele en ese momento.
  2. Establece objetivos claros de los resultados que esperas percibir y los hitos que requieres para ello.
  3. Prepara un presupuesto y un tiempo de implementación estimado.
  4. Consulta 3 opciones diferentes de productos y/o servicios que hayas percibido necesarios.
  5. Busca al menos 3 proveedores de confianza o que estén recomendados.

 

Probablemente no requieras invertir en tecnología, sino en capacitación, estrategias, personal nuevo, imagen o cambio de administración. Recuerda que la innovación no se limita a cuestiones tecnológicas.

 

Considera que las implementaciones de nuevas tecnologías implican también invertir en tiempo de capacitación del personal, evaluación periódica de los resultados y un ajuste de los protocolos de tu empresa.

--

 

Ileana P. Garza Tovar, emprendedora mexicana nacida en la ciudad de México, directora general de la empresa PRO-3. Ha trabajado por cinco años en el desarrollo de estrategias empresariales para la mejora de procesos administrativos y de producción en empresas nacionales y extranjeras. Maestra en Administración de Negocios y Máster en Gestión Internacional del Turismo.

 

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

 

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto