Sí Hay Mujeres en Durango / En opinión de Julieta Hernández

México / Redacción MX Político.- 

En la segunda ola del feminismo en 1947 nace El Sol de Durango

72 años de informar con objetividad y acompañar causas de hombres y mujeres. La población total de Durango era de 483,829. Son hombres: 243,667 y mujeres: 240,162. Dato curioso en aquellos años, los hombres eran más que las mujeres.

En la segunda ola del feminismo que empieza en 1848 y termina en 1960, nace el Sol de Durango; esta ola termina con el descubrimiento de los métodos anticonceptivos que ocasionan la liberación femenina, al dar libertad reproductiva a las mujeres.

Fue un 2 de noviembre de 1947 cuando es inaugurado El Sol de Durango por el entonces gobernador José Ramón Valdez. (1947 1950), escriben en este periódico mujeres como María del Refugio Elías Rivera y “Lily” que mezcla comentarios políticos con consejos de belleza y a pesar de que en 1947 las mujeres mexicanas son reconocidas como ciudadanas en las elecciones municipales, su participación es mínima en cargos de elección popular; en la inauguración de El Sol de Durango si aparecen las mujeres más bellas de Durango, que era la costumbre de esos años, dentro de la reseña se mencionan como madrinas, reinas de los diferentes clubes sociales: Rosa María Domínguez, del Club de Leones; Elia María Mainfeit, del Rotario; Bertha Alicia Moreno, Reina de los estudiantes; Blanquita Arenas, de las Damas Leonas.

En la reseña del 2 de noviembre de 2019, El Sol de Durango dice que este periódico “ha acompañado las mejores causas de hombres y mujeres” yo soy un ejemplo de esto ya que por muchos años he sido “solera” y he escrito de temas que no hace mucho tiempo era prohibido siquiera mencionarlos.

En el país ya en 1947 se reformó el Artículo 34 de la Constitución que vinculó hasta 1947 a la mujer como no sujeto del derecho al voto y la costumbre impuso la connotación al vocablo ciudadano como alusivo al varón. La importancia del lenguaje afectaba desde entonces a las mujeres.

Fue el presidente Miguel Alemán quien promueve la reforma de la iniciativa de adición al Artículo 115 de la Constitución, por la que reconoce el derecho a la mujer de votar y ser votada en elecciones municipales.

Esta iniciativa fue aprobada el martes 31 de diciembre de 1946, en Sesión Ordinaria de la Cámara de Senadores. Se publicó en el Diario Oficial de la Federación del 12 de febrero de 1947, fecha en que entró en vigencia. Ya estaba vigente cuando se funda El Sol de Durango: Artículo 115. (...) En las elecciones municipales participarán las mujeres, en igualdad de condición que los varones, con el derecho de votar y ser votadas, por lo que esta segunda ola del feminismo fue la lucha de las sufragistas en busca del sufragio universal. Lucha que repercutió en casi todos los países.

Fue por esta reforma de 1947 que tuvimos regidoras y fue una de ellas María Ortega que, en cortos espacios, ocupo la presidencia municipal de Durango. Este artículo fue derogado en 1953 cuando se reconoce la ciudadanía de la mujer en todos los niveles de gobierno y que promovió el presidente Adolfo Ruiz Cortines.

En 1945 ya había terminado la segunda guerra mundial y desde principios de los 40´s las mujeres ya se habían organizado, Manuel Ávila Camacho (1940-1946) impulso el Comité Coordinador de Mujeres para la Defensa de la Patria, integrado por mujeres que habían pertenecido al Frente Único pro Derechos de la Mujer.

Estas mujeres apoyaron a los aliados, protestaron contra el fascismo y a favor de la participación de México a la guerra mundial. Al concluir el conflicto en 1945, este grupo se transforma en Bloque Nacional de Mujeres y se retoma la lucha dentro de los límites oficiales.

En estos años también resalta nuestra feminista del constitucionalismo Juana Belén Gutiérrez Chávez, duranguense luchadora desde el porfiriato y Concha Michel, ambas encabezaron el grupo llamado la República Femenina. Esta organización sostuvo que el desequilibrio social proviene del triunfo del Patriarcado sobre el Matriarcado.

El problema de la mujer no es sólo de clase sino de género. Es Juana Belén Gutiérrez en los 40´s, quien menciona por primera vez el concepto de género. Sin embargo, los planteamientos del feminismo mexicano, no prosperan: Concha Michel es expulsada del Partido Comunista y Ana Belén Gutiérrez moriría el 13 de julio de 1942 en la miseria y el olvido.

En Durango las mujeres se desempeñan principalmente como maestras, por eso son ellas las que primero incursionan en el poder político primero como regidoras y más tarde como síndicas y presidentas municipales.

También en esta época la demanda de fuerza de trabajo femenino se incrementó y cada vez son más mujeres se desempeñaban como secretarias, dependientas de comercio. Otro sector no prospera y las mujeres se siguen laborando como trabajadoras domésticas y la mayoría siguen siendo amas de casa.

En 1941 habían egresado de la Escuela Normal del Estado: Elena Chávez Vargas, Teresa Camacho Champagne, Ofelia Rosales Dévora, Magdalena Barba Camacho, Josefina Navarrete y María Luisa Butman.

Otras maestras de los 40´s Guadalupe Patoni de Rueda, dirige la Escuela Normal del Estado; las maestras Margarita Estevané y María del Refugio Benítez, se reúnen para integrar el jurado calificador que examina o exenta a egresados de maestros; Dentro de ellas, María Luisa Medina Oliveros, Catalina Hernández M., Josefina Vidal Tovar, Raquel Vázquez G. Guadalupe Blanco Alfaro, Esperanza Martínez Ávila; Raquel Pimentel Bañuelos, Amparo Díaz, E. Quiñones Manzanera, Balbina Martínez, Esperanza M. Ovalle y Elena Torrijos.

Pero ya en 1947, para noviembre ya había egresado en Durango la primera mujer Licenciada en Derecho del Instituto Juárez, ella fue Gracia Castillo Medina, quien se titula el 3 de mayo de 1947.

Sin embargo, en el D.F. en un artículo periodístico, de Eduardo Pallares, apelando a razones morales y pedagógicas, rechaza públicamente que las maestras embarazadas impartan clases porque dice: “Despiertan apetitos sexuales en sus discípulos además porque su coeficiente intelectual se reduce durante la maternidad”.

Por otra parte, en ese tiempo se reprueba que las madres solteras tengan las mismas prestaciones que las que tienen sus hijos en legítimo matrimonio. O sea, por una parte, se impulsa el avance de las mujeres y por la otra hay voces que tratan de detener su desarrollo y pretenden violar sus derechos humanos. Igualito que en el siglo XXI.

Para finalizar, felicitamos a El Sol de Durango por sus 72 años y le expresamos los mejores deseos de permanencia por muchos años más, lo cual sin duda logrará porque ha sabido adaptarse a los avances tecnológicos.

---
iLos comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no reflejan la posición del medio 

fjb

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto