Se comenta sólo con... Extinción / En opinión de Carlos Ramos Padilla


Redacción MX Político.- Hace unos días, junto con Karla Inzunza en canal 34 en el programa Va En Serio, tratamos sobre el cambio climático y sus graves consecuencias. 

Acudimos a expertos y nos confesaron que de continuar con este ritmo de degradación para el 2030 estaríamos en tan graves problemas que tendríamos que modificar sustancialmente nuestra forma de vida para poder sobrevivir. 

El planeta entero podría cambiar su orografía, los mares intervenir dentro de los continentes, miles de especies de flora y fauna desaparecidos y climas tan extremos que ocasionarían migraciones a gran escala o muerte masiva en comunidades sin recursos. 

Frío congelante, calor agobiante, en fin un panorama poco prometedor y si aterrador. 

No faltó quien nos acusó de amarillistas. Sin embargo hace un par de semanas se declaró a nivel mundial que el 2018 había sido un periodo con calentamiento extremo como nunca antes se había detectado en registro alguno. 

Pero más, hoy, la Organización de las Naciones Unidas emitió un comunicado externando que el calentamiento global nada lo detiene. Y mire que estábamos en la confianza de que había avances sustantivos en el freno del efecto invernadero. 

Todos los días damos a conocer nuevos procedimientos técnicos y sociales para la protección ambiental, se manifiestan nuevos métodos de transportación humana sin necesidad de combustibles fósiles, hay mayor conciencia social del problema, se multiplica el uso de autos eléctricos, se emplean energías baratas y no contaminantes, hay energía eólica, y así podríamos demostrar que hasta el uso del plástico y la selección de basura, las sanciones a taladores y cazadores furtivos han propuesto nacientes esperanzas que vemos se han debilitado con las serias advertencias de la ONU. 

Nada ha sido suficiente para evitar nuestra autodestrucción. Los gobiernos no entienden la emergencia, incluyendo a México que continúa en la disposición de generar electricidad a base del uso de carbón. 

Estamos acelerando el deterioro aún cuando hoy las nuevas generaciones de jóvenes buscan alternativas incluso en su compasión demográfica. Las alertas están pasando de Ámbar a rojo intenso. Nunca es tarde pero debemos redoblar esfuerzos y como decimos en canal 34 esto “Va En Serio”.

 

Autor: Carlos Ramos Padilla

 


- - - 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no reflejan la posición del medio 

 

 

 

Minuto a Minuto