La Obsesión de AMLO: Elecciones de 2021 / En opinión de Jesús Michel Narváez

23/06/2020 - 13:10


• Voltea la Mirada Hacia Cuba y Venezuela
• Habrá Coordinación Entre la FGR y la UIF

Hay que reconocerlo: Andrés Manuel López es el mago de los distractores.

Redacción MX Político.- Cuando la economía se encuentra en sus más bajos niveles en 36 años; el Covid-​19 cobra vidas que ya superan las 20 mil y el desempleo alcanza millón y medio de plazas formales, más otro tanto en la informalidad, sale con su nuevo descubrimiento: los factureros evadieron cuando menos 48 mil millones de pesos con ayuda y participación de funcionarios de Hacienda de los dos últimos sexenios.

Para el Presidente de la República la crisis sanitaria pasó a segundo término y su preocupación es estar cerca de “su pueblo bueno y sabio” sin importar que al reiniciar sus giras ya no de fines de semana sino de cinco y hasta seis días, invita tácitamente a toda la gente a salir, a abandonar el aislamiento voluntario y la coloca en la ruta de la tragedia.

Su vocero sanitario, Hugo López-​Gatell advierte que “todavía hay alto riesgo” y delinea los picos de la emergencia, pero el Presidente ignora las recomendaciones. No usa cubrebocas, no se limpia las manos con gel –por lo menos no lo hace públicamente– ni atiende la instrucción de no celebrar reuniones.

Con una insensibilidad pocas veces vista, el que dice ser presidente de todos los mexicanos y se apoya en la cifra de votos recibidos sin contabilizar que apenas se trata de la tercera parte de los ciudadanos registrados en el Padrón Electoral, decidió que ya no hay razón para seguir encerrados y que las experiencias de lo aprendido no deben olvidarse.

Mucha gente le cree. Y ya dejó de lado las preocupaciones por lo que no es descabellado suponer que habrá un rebrote, aunque él lo descarte.

Para el Presidente hay solamente una preocupación fundamental: las elecciones de 2021 cuando aún está lejana la fecha. Ya dio el banderazo de salida violentando la legislación electoral que señala con claridad que ningún servidor público puede iniciar campañas antes de la fecha legal que no es otra que el primero de septiembre.

Aquella frase de la “sana distancia” entre el partido y el Presidente acuñada por Ernesto Zedillo Ponce de León y reciclada en la crisis sanitaria, no opera para el habitante de Palacio Nacional. Tiene la cercanía, tiene el mando, tiene el poder, aunque públicamente sostenga que no es jefe de partido ni de grupos políticos, sino Jefe de Estado (sic).

Su mundo gira en torno a la obsesión de mantenerse en el poder después de terminado su mandato. Repite el guion que ensayó y aprendió a la perfección cuando fue Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal. La preguntaron en reiteradas ocasiones que si se apuntaba para el 2006 en busca de la Presidencia de la República y su respuesta fue consistente: “a mí que me den por muerto”. La mentira se descorrió cuando solicitó licencia por tiempo indefinido al cargo que aún desempeñaba, aunque sin fuero, porque se la aplicaron en la Cámara de Diputados.

Más grave es el distanciamiento que se genera ya con Estados Unidos, país que lo acusa, a él, de evitar la competencia con sus decisiones de frenar las inversiones en la generación de energías limpias y cancelar los contratos surgidos de la Reforma Energética. Miles de millones de dólares dejaron de llegar al país y más serán los que se retiren en las próximas semanas.

No es todo: la plena identificación con Venezuela, a la que se le venderá gasolina “por razones humanitarias” y la contratación de médicos cubanos que representan un gasto superior a los 7 millones de dólares, irrita al Capitolio y a la Casa Blanca.

Pareciera que Andrés Manuel López está dispuesto a cerrarse a la globalidad y a atentar contra los intereses de México, que habrá de recordársele, no es de su propiedad. Fue elegido para cinco años y 10 meses para administrarlo no para asumirlo como propiedad personal.

METEORITOS

La insistencia de “fusionar” tres órganos autónomos constitucionales: IFETEL, COFECE y la CRE, alertó a los inversionistas que ya sacaron carretadas de dólares ante el temor de una “socialización política” de los entes que forman los contrapesos de las decisiones del Ejecutivo. El sector privado en voz de Carlos Salazar Lomelí, dirigente del CCE, se inconformó y ya demanda frenar, no posponer, la iniciativa del senador Ricardo Monreal. El tema no es menor y puede ser otro clavo en el ataúd de la economía mexicana. *** En los corrillos de la Cámara de Diputados ha surgido una pregunta que nadie ha podido responder: ¿qué se comió Yeidckol Polevnsky que ahora es el blanco de los morenistas?… y se complementa con las denuncias en contra de Ana Gabriela Guevara por “desvió de recursos públicos”. Dos de las aliadas consentidas del Presidente pasaron a la fila de los enjuiciados y pronto pasarán al paredón… político. *** Por cierto, también en San Lázaro se afirma que Mario Delgado solicitará licencia a finales de año y dejará los cargos de coordinador del Grupo Parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política porque buscará ser gobernador de Colima. La suerte no es su compañera de viaje: le falló al Presidente con el periodo extraordinario para aprobar la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y no encontró eco para ser el nuevo dirigente de Morena. Su salida, si es que se da, no tiene asegurada un futuro. *** Crecen los diferendos entre el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Castillo Nieto. El exceso de protagonismo del segundo pone en riesgo carpetas de investigación. Habrá que buscar, como dice el Presidente López, una mayor coordinación. La duda es: ¿la hay?

BRILLA EL SOL

De acuerdo con las acciones tomadas por Alfonso Ramírez Cuéllar en su calidad de presidente interino de Morena habría que sospechar que no le debe nada a nadie incluido el residente de Palacio Nacional. A lo mejor cree que dirige el Barzón y no un partido político en el poder que va en franca picada. *** Un excelente trabajo realizado por el periodista Enrique Quintana, director editorial de El Financiero, puso al descubierto que el aeropuerto Felipe Ángeles saldrá más caro que el destruido Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Los costos podrían poner en jaque, más aún, a las finanzas nacionales. ***Aunque sus voceros oficiosos colocan a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum en la carrera presidencial por sus “aciertos en el manejo de la crisis sanitaria” cuyo foco central se ubica en el Valle de México, lo cierto es que la información brindada dista mucho de ser orientadora y de poco servirán sus esfuerzos dentro cuatro años. Ahora que la moneda está en el aire nadie sabe de qué lado caerá o si finalmente queda de canto. *** El silencio se apoderó de Enrique Alfaro. Después de su choque frontal con el Presidente López, no ha vuelto a decir esta boca es mía. Y el “ofendido en la investidura presidencial” ya fijó posición: hablaré con el gobernador cuando se serenen las cosas. Ah, así sí.

CHOQUE DE METEOROS

La “invitación” de Marko Cortés a sus homólogos del PRD y MC para formar un bloque rumbo al 2021 es, por decir lo menos, desafortunada. Es darle la razón a AMLO en el sentido de que desde ahora están buscando desacreditar a su gobierno –como si hiciera falta ayuda– y por ello Clemente Castañeda decidió no aceptar la convocatoria… por el momento. Hay que recordarle a Cortés que las alianzas se forman en el momento preciso.

 

- - -

 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.