Matar, la Fórmula más Sencilla de Terminar con un Problema en México / En opinión de Nidia Marín


● Armas y Niños en Casa, una Fórmula Letal
● Una Semana Sangrienta y Peligrosa de Enero
● De Frontera a Frontera la Violencia se Desató
● Probable que un Arma en Casa Mate a un Familiar


Redacción MX Político.- El peor ejemplo para los niños se está dando en México, en todos los estados de la República. Al menor problema, cunde la ira y la forma de resolverlo es sencilla: matar.

¿Dónde lo habrán visto? ¿Alguien les dijo? Es vox pópuli, inocultable. Cómo no lo va a ser si, por ejemplo, en una sola semana, la del 12 al 18 de enero, la sangre tiñó al país.


En Guanajuato el día 15 mataron a siete en Tarimoro y a 2 más en Celaya.

Ese mismo día acribillaron a una familia (los padres y una menor) en Ario de Rayón, Michoacán.

En Guerrero, el día 17 mataron y quemaron a 10 músicos, indígenas nahuas, del grupo “Sensación Musical”, en Alcozacan, municipio de Chilapa. Ellos eran además parte de la agrupación Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF). Y aseguran que los autores de la masacre fueron “Los Ardillos”, uno de los grupos delincuenciales de la entidad. Afirman también que los familiares de los venadeados pidieron el apoyo a la Guardia Nacional, misma que se los negó. Ese mismo día también mataron al ex alcalde de San Juan Bautista Lo de Soto, Oaxaca, Vicente Ojeda Serrano, en Ometepec, Costa Chica de Guerrero.

Mientras, pobladores de Zirándaro, en el mismo estado huían hacia diversos municipios, ante el enfrentamiento armado entre dos bandas delincuenciales, el Cártel Jalisco Nueva Generación y La Familia Michoacana. El saldo, aseguran, es de 10 desaparecidos y dos muertos.

El viernes 17, en el municipio de Madera, en Chihuahua, 150 sicarios tomaron el poblado de Las Pomas quemaron 22 casas, secuestraron y mataron. Hay quien afirma que tales hechos son una respuesta a la visita presidencial a la familia LeBaron. Así de engallados están

En la zona operan 15 mil delincuentes, de los grupos: “La Línea” o “Los Linieros”, “El Jaguar”, “Los Salgueiro”, entre otros.

El día 18 pasado en Tuxtepec, Oaxaca fue asesinado a balazos el subdirector del Instituto de Servicios Periciales de la Vicefiscalía Regional de la Cuenca, el doctor Cristian P.S.

Ante tanta sangre por quítame estas pajas los niños imitan a los adultos, portan armas y como en el caso de Torreón, Coahuila asesinan o disparan contra quien se le pone enfrente o bien como el pasado día 20 en Guanajuato, hieren a un compañero.

Sí, volvió a suceder, ahora en una secundaria Guatimurac, de la comunidad de Iramuco en Acámbaro. Este chico introdujo el día 15 de enero, dos armas de fuego a la escuela, se las mostró a sus compañeros y uno de ellos disparó e hirió a otro adolescente.

Desde 2004, la Academia Americana de Psiquiatría de Niños y Adolescentes precisó:

“Las armas de fuego que se mantienen en las casas para protección tienen 22 veces mayor probabilidad de matar a un miembro de la familia o a un amigo que el ser usadas para matar en defensa propia.

“No podemos hacer a los niños y adolescentes a prueba de balas. A los niños les gusta jugar y estar activos. Los adolescentes son curiosos e impulsivos. Tales características saludables, cuando se combinan con las armas de fuego, pueden causar la muerte.

“La mejor manera de proteger a los niños contra la violencia de las armas de fuego es sacándolas todas de la casa. Si se tienen armas de fuego en la casa, siempre van a haber peligros. Las precauciones siguientes son cruciales para reducir el peligro:

“*Guarde las armas de fuego, sin balas y desamartilladas, en un envase cerrado con llave. Sólo los padres deben de saber dónde se guarda el envase.

“*Guarde las balas por separado de las armas y también bajo llave.

“*Para los revólveres, ponga un candado alrededor de la barra superior para prevenir que pueda cerrarse el cilindro, o use un candado de gatillo; para las pistolas, use un candado de gatillo.

“*Cuando esté limpiando un arma de fuego o la tenga en sus manos por cualquier razón, nunca la deje desatendida ni por un segundo; debe mantenerla a la vista en todo momento.

“*Aun cuando los padres no posean un arma de fuego, deben siempre preguntarle a otros padres en otros lugares donde van a jugar los hijos, para asegurarse que ellos han tomado todas las medidas de seguridad. En un estudio de disparos accidentales hiriendo a niños menores de 16 años se encontró que un 40% de los disparos ocurrieron en casas de amigos o parientes. Las tragedias ocurrieron con mayor frecuencia cuando los niños no estaban siendo supervisados”.

Se llama prevención, aunque lo mejor sea no tener armas en la casa y, desde luego, resolver el grave problema de inseguridad pública en México.

Autor: Nidia Marín

- - - 


Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no reflejan la posición del medio 

.
 

Minuto a Minuto