24/02/2020 - 10:00

Redacción MX Político.- Es una realidad que para los comicios del 2021 aparecerán nuevos actores políticos, cuyo registro es un hecho será aprobado por el Instituto Nacional Electoral e iniciarán sus trabajos el primero de julio próximo.

Se menciona que México Libre, Redes Sociales Progresistas, Fuerza Social por México y Encuentro Solidario, entre otros formarán parte con MORENA, PAN, PRI, MC, PVEM, PT y PRD, del espectro del que surgirán la mayor parte de los legisladores y gobernantes el año próximo, ya que el resto será cubierto por los candidatos independientes.

De tal forma que los votantes tendrán un universo de, cuando menos, once partidos, por los que podrían sufragar, además de los aspirantes independientes, que habrá que ver si obtienen el respaldo suficiente.

Con ese amplio panorama de organizaciones políticas nuevas surge la interrogante si esos partidos serán capaces de atraer las simpatías del electorado o serán solamente música de acompañamiento, como ha sucedido a lo largo de la vida política mexicana, donde partidos aparecen y desaparecen constantemente, sin fuerza alguna para convocar y menos para convencer a los ciudadanos de que se trata de nuevas opciones, con atractivos en su plataforma y principios

Los pasados comicios federales mostraron el resquebrajamiento de la estructura de partidos en México, donde MORENA y sus aliados arrasaron y dejaron en evidencia a los partidos que hasta entonces estaban considerados como nacionales: PRI (gobernante en ese momento) PAN (gobernó el país por doce años) y PRD (conquistó varias gubernaturas), fueron rechazados mayoritariamente en las urnas, por un electorado selectivo.

El derrumbe de los tres partidos permitió la consolidación de MORENA y que estos alcanzarán la mayoría en el Congreso de la Unión y en 19 Congresos estatales.

Se vino el resquebrajamiento interno de los dos grandes partidos, el de centro (PRI) y el de derecha (PAN), mientras que los demás organismos se replegaron y dejaron todo el espacio de la izquierda para MORENA.

Ahora con la cercanía de la renovación de la Cámara de Diputados, de 14 gubernaturas y de la mayoría de los Congresos locales, se plantea la interrogante de si MORENA será capaz de mantener la hegemonía.

La llegada de nuevos partidos parece ser una opción favorable para MORENA y su consolidación mayoritaria, ya que continúa teniendo a su lado a sus aliados de ahora, Verde Ecologista y del Trabajo, así como a algunos de los nuevos partidos que podrían formarse para contar con candidatos de militancia cercana a MORENA que garanticen sus posibilidades de refrendar el registro.

Se anotan entre ellos el Partido Encuentro Solidario que reemplazaría a Encuentro Social, aliado morenista en el Senado y Cámara de Diputados y cuyo dirigente Eric Hugo Flores, mantiene buena comunicación con los altos mandos de MORENA.

Fuerza Social por México, cuya cabeza visible es Pedro Haces Barba, dirigente de una central obrera, con buena membrecía y cercano a MORENA de quien fue senador por unos meses, también sería usado para restar votos a los demás partidos.

Redes Sociales Progresistas, partido vinculado al magisterio y cuya cabeza no tan oculta es Elba Esther Gordillo, será otro gran aliado de MORENA en la conformación de la Cámara de Diputados.

De esa forma, México Libre, aunque no operará de la mano con MORENA, será también un gran aliado, ya que le arrebatará votos a Acción Nacional que parecía ser el gran opositor del actual gobierno.

PRI, MC, PRD, parecen estar condenados a continuar siendo partidos “chicos”.


Email: ramonzurita44@hotmail.com

 


- - - 

 


Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no reflejan la posición del medio