Escuelas: reconstrucción lenta y costosa / En opinión Nadia Sanders

Redacción MXPolítico.-   A dos años de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, que dañaron a 19 mil 139 planteles escolares en 11 estados del país, la reconstrucción cerca de la mitad (37.7%) no había concluido hasta julio pasado, a pesar de que se pusieron a disposición de las entidades federativas 10 mil millones de pesos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) y otros recursos.

Un análisis del Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco) indica que 32.3% de los planteles dañados continuaban en reconstrucción hasta hace unas semanas y quedan por atender 5% (956 escuelas públicas).

 

Ante la falta de transparencia de la SEP y del Instituto Nacional para la Infraestructura Física Educativa (Inifed), el Imco realizó un cruce de datos entre los planteles reportados con un nivel de daño a partir de los sismos de 2017 y los recursos públicos asignados a cada uno de ellos, en el que se registra su porcentaje de avance.

Con base en los recursos asignados, la entidad que presenta mayor rezago es el Estado de México, donde 4 mil 898 planteles resultaron con algún tipo de daño y de los cuales 59% continúa en proceso. En nivel de rezago le sigue Oaxaca con 57.8% de los planteles concluidos, de un total de 3 mil 64, según los datos recabados por el Imco, que este domingo 15 los difunde en el sitio https://reconstruccion.mejoratuescuela.org/.

 

El porcentaje de avance de la reconstrucción de las escuelas en los estados es reportado al Inifed por cada uno de los institutos de infraestructura física educativa locales. Sin embargo, ni el avance en las obras de reconstrucción ni el ejercicio de los recursos se han difundido con total transparencia.

Para las labores de reconstrucción de las escuelas –el rubro más alto del Fonden después del de vivienda– se echó mano de los siguientes programas y recursos: Seguro de Atención de Daños de la SEP (mil 800 millones de pesos), Fondo de Desastres Naturales (9 mil 116 millones), Escuelas al Cien (6 mil 680 millones) y Programa de la Reforma Educativa (700 millones de pesos).

infografia-3.jpg

Seguro insuficiente,
estados excluidos

El sismo del 7 de septiembre, con epicentro en el Golfo de Tehuantepec, tuvo una magnitud de 8.2 grados y afectó principalmente a Oaxaca y Chiapas y partes de Guerrero y Veracruz.

Doce días más tarde se registró otro en los límites de Puebla y Morelos, muy cerca de la Ciudad de México, con una intensidad de 7.1 grados. Además de cientos de pérdidas humanas, ambos eventos causaron daños en 11 estados.

También afectaron a 19 mil 194 escuelas, según cifras de la SEP, que varían ligeramente respecto de las reportadas por el Imco: 19 mil 139 inmuebles, ya que se detectaron escuelas que comparten inmuebles y planteles con daños que no fueron registrados oficialmente.

Hasta el primer trimestre del presente año, en 11 estados se había concluido la reconstrucción de 12 mil 35 planteles y se habían ejercido 3 mil 559 millones 823 mil 501 pesos de las distintas partidas presupuestales, según información del Inifed, a la que tuvo acceso la reportera.

Asimismo se encontraban en proceso de reconstrucción 4 mil 173 planteles, donde se habían ejercido hasta finales de marzo 8 mil 284 millones de pesos, según el mismo instituto.

Igualmente estaban pendientes de entregar 76 mil 511 pesos del programa Escuelas al Cien a 229 planteles y carecían de recursos 922 planteles.

En cuanto al Seguro de Infraestructura que contrató la SEP por dos años en 2017, sólo ha alcanzado para indemnizar a 95 de los más de 19 mil planteles que resultaron afectados. El monto de dicha indemnización es de mil 720 millones 862 mil pesos.

Para asignar esa cobertura, en 2017 la SEP realizó un concurso de invitación restringida con sólo tres empresas. GMX Seguros ganó el contrato por 500 millones de pesos. Y aunque los daños materiales ascienden en total a más de 13 mil millones de pesos, se ha indemnizado a menos de 1% de los planteles. El esquema de aseguramiento estuvo a cargo de la Dirección General de Recursos Materiales de la SEP.

Este semanario contactó a GMX Seguros vía telefónica y por correo para conocer más sobre las condiciones del cobro de la póliza, pero no obtuvo respuesta. También buscó la versión de la SEP, sin que la dependencia aceptara una entrevista.

De los 11 estados que registraron daños en inmuebles escolares, solamente Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México recibieron indemnización del seguro, de acuerdo con información obtenida por la Plataforma Nacional de Transparencia.

El director general del Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (CAPCEE), Luis Ontañón, comenta que no ha recibido explicaciones sobre la discrecionalidad en el acceso al Seguro de Infraestructura contratado por la SEP.

“Aquí nunca hubo dinero de los seguros. Yo supe que se dio a otros estados y no a Puebla. Los hemos buscado. Incluso se está revisando y auditando que nunca llegó a aplicarse”, dice en entrevista telefónica. Esto, a pesar de que Puebla y Morelos están entre las entidades con más daños en sus escuelas, ya que ahí se sintió el mayor impacto del sismo del 19 de septiembre, de 7.1 grados.

El funcionario detalla que después del sismo se identificaron 2 mil 272 escuelas afectadas, de las cuales mil 222 fueron atendidas entre 2017 y 2018. Actualmente 117 están en proceso de reconstrucción y 49 aún están en espera de recursos, que suman unos 60 millones de pesos.

El director general del CAPCEE asegura que los mil 186 planteles que no han sido atendidos en realidad presentan daños por falta de mantenimiento, lo que se atenderá con programas distintos al Fonden.

Desde finales de 2017 hasta lo que va de 2019 se han ejercido más de mil 430 millones de pesos del Fonden y Escuelas al Cien. Por su parte, la Fundación Carlos Slim atiende a otros cinco planteles.

infografía-4.jpg

Daños por abandono

El titular del CAPCEE, como otros directores de infraestructura educativa en los estados, advierte que los sismos de septiembre pusieron en evidencia la falta de mantenimiento en las escuelas, a las cuales no se les habría aplicado ningún arreglo de no ser por los movimientos telúricos.

En el estado de Puebla más de 7 mil 300 planteles de un total de 10 mil requieren mantenimiento, mientras que otras entidades, como la Ciudad de México, tienen escuelas con más de 60 años de antigüedad a las que no se les ha dado mantenimiento mayor.

Por esta carencia muchas escuelas no han tenido acceso a recursos del Fonden, el cual sólo autoriza recursos para reparar daños causados por desastres naturales. Por eso se tuvo que echar mano del programa Escuelas al Cien, administrado por el Inifed, y el Programa de la ya cancelada Reforma Educativa.

El Inifed, que también va a desaparecer por disposición federal, es el organismo descentralizado de la SEP que supervisa el cumplimiento de las normas técnicas en las labores de reconstrucción de las escuelas y el responsable de concentrar la información que reportan los estados para tener acceso a los recursos. En el caso de la Ciudad de México, el Inifed se encarga de las labores de reconstrucción en los planteles con daños graves, debido a la falta de descentralización de la infraestructura educativa.

El daño a los planteles cobra especial relevancia por la población que albergan: menores en edad vulnerable. Su proceso de reconstrucción debe cumplir con normas técnicas específicas porque representan un tipo de inmueble de clasificación especial, al menos en la capital del país.

No obstante, los daños del sismo no se han atendido de forma expedita para todos. A pesar de que la Ciudad de México presenta el mayor porcentaje de obras concluidas (al menos 59%, según el Imco), más de 60% de las escuelas públicas locales (mil 936) resultaron afectadas.

Entre los inmuebles donde aún se no inician los trabajos de reconstrucción está la secundaria 31 Dr. Alfonso Pruneda, en el pueblo de San Gregorio Atlapulco, alcaldía Xochimilco, una de las zonas más afectadas aquel 19 de septiembre.

El daño al plantel se catalogó como moderado, pero ya se demolieron tres de sus salones y las oficinas de la dirección. Durante más de un año los alumnos del primero y segundo grados tomaron clases de forma alternada por la falta de salones y actualmente al menos tres grupos de los más de 800 alumnos toman clases entre lonas de plástico por falta de espacio para colocar aulas provisionales.

Durante más de un año no se trabajó en la reconstrucción. Por los huecos de las bardas y la demolición parcial, desconocidos han entrado a robar en varias ocasiones. Se llevaron desde equipo de cómputo hasta papeles de los alumnos. La falta de atención de las autoridades puso en alerta a madres y padres de familia, quienes al cierre del ciclo escolar pasado protestaron frente a la sede del Gobierno de la Ciudad de México.

Gracias a ello están en marcha los estudios de mecánica de suelos, comenta una madre de familia. Según datos de la plataforma Fuerza México, se solicitaron y autorizaron para la reconstrucción del plantel 32 millones de pesos.

Otra escuela que empezó a reconstruirse este año es la primaria Leonismo Internacional, en la alcaldía Benito Juárez. Su caso llegó a ser emblemático porque después del sismo se le practicaron varias evaluaciones con diagnósticos diversos: desde daños leves que la hacían habitable hasta afectaciones severas.

Después de dos años, las obras en esta primaria de 500 alumnos están a cargo de la Fundación BBVA Bancomer, pero los padres de familia se preguntan cuál será el destino de los 11 millones de pesos que ya se habían asignado a la escuela.

Los niños toman clases en aulas provisionales, pero las obras continúan y en el área hay zanjas y herramientas que pueden representar un riesgo. 

 

Autor:  Nadia Sanders 

 

____

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio  

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto