Entre Refranes y videos adivinemos quien Manda / En opinión de Lilia Arellano

24/07/2020 - 14:31


 

EL CASTILLO


Redacción MX Político.- La identificación del presidente Andrés Manuel López Obrador con su base electoral sigue siendo exitosa y la razón está en el pensamiento heredado, en la educación recibida dentro de hogares ubicados en el interior del país, en donde la primera gran aspiración es radicar en las zonas urbanas, tener agua, luz, asistir a escuelas en donde, en los tiempos del tabasqueño, regalaban comida, es decir, desayunos escolares. Si nos atenemos a los dichos surgidos en cada rincón de toda la geografía nacional, encontraremos la base de sus discursos, el uso para seguirse manteniendo con un porcentaje de aceptación que, aunque a la baja ante los errores cometidos, sigue siendo importante, sobre todo ante la ausencia de una auténtica y crítica oposición política, porque la ciudadana sin duda está presente y habla de ser responsable de la pérdida de por lo menos 30 puntos a partir del día en el cual, a través del voto, fue electo.

“Los bienes son para remediar los males”, dirán quienes justifiquen la venta del avión presidencial en el cincuenta por ciento de su costo real, de lo pagado, o sea no fue venta sino remate. Antes y cual si hubiese estado en algún Monte o Casa de Empeño, se pagaron más de 22 millones de pesos por el estacionamiento. Según Banobras la operación ya está en firme con uno de dos interesados, e inclusive recibieron un anticipo de los 125 millones de dólares con los cuales pretende ser adquirido por un árabe quien a su vez se lo regalará, dicen, a un gobernante egipcio. Ya les dieron un adelanto ¿de cuanto? Quien sabe. ¿Cuándo? Es un misterio. ¿Hacia donde va a dirigir esta cantidad el presidente? Habrá de esperar el humor del cual amanezca cuando el pago total se realice. Esta aeronave salió, ocupó las primeras planas de los medios de prensa escritos, estuvo presente en los espacios noticiosos televisivos en sus horarios estelares, los micrófonos de la radio estallaron dando a conocer su aterrizaje, se montó el espectáculo generado, recreado, visto desde la cabecera presidencial como la noticia capaz de hacer olvidar los videos de los cárteles Jalisco Nueva Generación y Santa Rosa de Lima transmitidos a través de las redes sociales el pasado fin de semana alcanzando la visualización de más de 13 millones de usuarios, o el último de ellos dando cuenta de una brutal ejecución.

“El que al cielo escupe, a la cara le cae”, dice otro refrán con el cual vamos viendo recular, agachar la testa a muchos funcionarios de primer nivel. Aunque se va más arriba. La gran amistad entre López y Trump va derrumbándose cada día, extrañan los reclamos del pelirrojo referentes a la propagación de la pandemia en su país culpando a México de ello, porque nada menciona de la multiplicación de existencia y venta de drogas en su país, la cual durante los meses de confinamiento se ha triplicado, en tanto en estas tierras los decomisos de estupefacientes durante el mismo tiempo han sido verdaderamente ridículos. Empleados de nivel en las dependencias administradoras de drogas en EU califican los videos del narco como un claro mensaje al gobierno mexicano, señalando en esas grabaciones quien manda realmente.

“Lo que se ve, no se juzga”, está en el pensamiento presidencial y así se empeñaron en mostrarnos un avión, por ahora desde afuera y en breve se multiplicaran los recorridos en su interior, pero no hemos visto todavía ni siquiera una foto de Emilio Lozoya, ni de su llegada, ni de su rostro actual, ni de su ingreso al hospital, está invisible, por lo tanto ni siquiera puede asegurarse está aquí y protegido o ¿ya le entraron las fuerzas oficiales al secuestro? Ya se vieron los jalones de orejas, para evitar que aquí y no en EU entre en duda quien tiene el mando y lo mismo lo sufren funcionarios de primerísimo nivel como el de Hacienda, que se corrige al otro López, o se desmiente en lo superficial la renuncia de Jiménez Spriú, o que tal un día se ridiculiza al mero, mero de Sedena para, al otro, levantarle la mano a un ganador como Santiago Nieto, darle el apoyo frente a un adversario: el Fiscal general de la República a quien, convenientemente, también se le da un cinturón de apoyo para seguir siendo “autónomo”. Pero el reclamo sobre la jerarquización legislativa esa si es reflejo de dar manotazos para mantener el orden, no la gobernabilidad.


www.liliaarellano.com

 

- - -

 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.