En el norte, la crisis; aquí hay que levantar el tiradero / En opinión de Francisco Rodríguez

Redacción MXPolítico.- Seamos objetivos: la complicidad con el narcotráfico descarriló y desquició al sistema político mexicano. Los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y los tres niveles de ejercicio, federal, local y municipal han sido filtrados a ciencia y paciencia durante muchos años, para dar como resultado un narcoEstadocasi inexpugnable.

Por donde quiera que se vea, hay pus. Es tarea hercúlea restaurar el poder perdido del sistema político‎, reconstruir el tiradero heredado y recuperar la dignidad y la capacidad de respuesta de los cargos y de las autoridades. En plena crisis de la hegemonía estadounidense, ésta nos encuentra mal parados. Es una tarea urgente, importante y necesaria si queremos sobrevivir como país independiente y justo.

Los Congresos de la Unión hegemónicos del pasado reciente no fueron una mayoría para la gobernabilidad y el desarrollo, sino para avalar la completa sumisión. Presupuestos nacionales, precios del barril de petróleo, aprobación de inflaciones y recesiones, comportamientos internacionales, transferencias tramposas del gasto

... postergación del dinero para las administraciones adversas al régimen, condecoraciones a cipayos y sicarios de cuello blanco, aplausos y honores a los favoritos y cómplices, lograron la nulidad absoluta. Silencio ante las masacres, absoluto respaldo al desmantelamiento del Estado, entrega de la banca al extranjero...

... aprobación de rescates carreteros y similares, incrementos de impuestos, aprobación de fobaproasy casi todo lo que usted recuerde, convirtieron a los Congresos de la Unión en una Oficialía de Partes para obsequiar los caprichos del mandatario en turno, del partido del que se tratara en la Silla presidencial.

Ministros de la Corta, el Ejecutivo los llevó a la inmundicia

Los máximos tribunales de la Nación, cuyos ministros y magistrados fueron expertos en la materia, lucieron sendos apadrinamientos de los dueños del escenario, se jactaron de ello y ocuparon los sitiales de honor donde se manipula el mazo de la justicia con una "legalidad" implacable, por encima de cualquier sospecha de los contestatarios.

‎Todas las judicaturas apoyaron sin reservas la matanza de estudiantes, la de Aguas Blancas, la masacre de Acteal y Ayotzinapa y todo el período de la guerra de baja intensidad recomendada por Washington y respaldada puntualmente por los esbirros de los regímenes pripanistas corruptos y ejecutada por la fauna nociva del sistema.

Apoyada con la toga y el birrete de jueces y ministros sin escrúpulos cuyo único límite fue siempre el fondo de sus bolsillos. Simples recomendados, atrapados entre conflictos de intereses, gentuza del tres al cuarto a quienes el Ejecutivo elevó a los altares... y a la inmundicia. ¡Y ahora reclaman que se les investigue!

Han convertido al Poder Judicial Federal en la casa de la risa

Desde su posición inmarcesible de príncipes de la justicia fueron los impostores y farsantes de la tiranía: los atracos a espacios de zonas arqueológicas, las subastas petroleras, los crímenes de investigadores contra el trasiego, el mantener impolutos a los personajes que saquearon este país desde la inmunidad absoluta.

Ministros, magistrados y jueces que casi acabaron con las empresas nacionales y sus marcas de productos de origen para favorecer a empresas extranjeras, el anatocismo bancario, el tráfico de bienes de consumo indispensable para la alimentación popular. Los ministros del dólar.

Pontífices de la corrupción institucionalizada, la vulnerabilidad económica, el sindicalismo vertical, charro y venal, la mediatización de la justicia, las amenazas a la prensa crítica, la invención de delitos a los opositores, la mentira y el engaño cotidiano. La negación absoluta de las luchas por la soberanía.

Casi todos los ministros que han pasado por la Cortahan abusado del presupuesto asignado, derrochando los haberes en negocios inmobiliarios, proyectos fantasiosos que les han dejado ubérrimos moches y convertido al Poder Judicial Federal en la casa de la risa. Pandillas de caníbales que han atesorado riquezas fraudulentas y mal habidas.

Ministros, magistrados, jueces y fiscales de pacotilla sumidos en el pantano de la corrupción y hoy se resisten a acatar la voz de los rebeldes. Utilizan también a los paniaguados de la pluma y del micrófono que creen perder sus privilegios y sus entres. Casi una pelea perdida.

Desde Salinas, Ejecutivos fraudulentos, entregados a Washington

El Poder Ejecutivo del pripanismo, un desastre. Los primeros mandatarios, dedicados a la venta de la soberanía, ajustándose estrictamente a las órdenes imperiales del FMI, el Banco Mundial, la OCDE y la Casa Blanca, aparte de las presiones de los financieros neoyorquinos que los tuvieron agarrados del pescuezo.

Gobiernitos de caricatura, de vergüenza ajena, de sangre y depredación, de rapiña. Hombres sin atributos, empoderados por fraudes electorales inauditos, con la primera encomienda de ir a postrarse a l Despacho Oval de Washington para prometer fidelidad eterna, sin remilgos y sin límites. Los costos de esos fraudes han sido escandalosos, sangrientos y de pérdida de soberanía.

AMLO debe reconstruir, restaurar, prestigiar, recuperar, dignificar

El principal negocio de la relación bilateral ha sido por todos los años que se recuerden, el del trasiego del narco y de la amapola negra, causantes de tragedias apechugadas en el rancho grande, salvando la reputación de los políticos demócratas y republicanos, máximos capos de este abarrote.

Una singular relación bilateral que sólo ha funcionado para el desprestigio y la aniquilación absoluta del poder político entre los mexicanos.

Hasta aquí llegamos. Es lo que hay. Toca al presente régimen reconstruir, restaurar, prestigiar, recuperar, dignificar. No es tarea fácil, pero hay que hacerla, aunque en esto nos vaya todo.‎ Son momentos de definiciones y de acciones impostergables.

Transitar del narcoEstado al rango de país soberano, con poderes efectivos, constitucionales y populares, antes de que sea demasiado tarde. En plena crisis de la hegemonía estadounidense, que no es poco decir. Aprovechar todos los resquicios y las oportunidades para resurgir como el Ave Fénix, desde las cenizas y el abandono.

Recuperar la dignidad y la capacidad de respuesta, porque el nuevo mundo que se avizora no se va a andar con chiquitas. No va a ser miel sobre hojuelas. Tendremos que rescatar lo perdido.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: A propósito de los ministros de la Corta ¿de Justicia? sumidos en el pantano de la corrupción, ayer se informó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) analiza la información sobre presuntos depósitos millonarios a cuentas del Ministro Eduardo Medina Mora. Fue el titular de esa dependencia hacendaria, Santiago Nieto quien lo informó tras salir de Palacio Nacional, donde se reunió en privado con el Presidente Andrés López Obrador y otros integrantes del Gabinete. "Estamos en este momento en proceso de análisis de la información con la que cuenta Unidad de Inteligencia Financiera para efecto de determinar lo que a derecho procede", dijo Nieto en entrevista. Explicó que desde hace más de un mes trabajan de manera conjunta con autoridades del Estados Unidos. "Existen informes del sistema financiero que fueron automáticos, al momento que se desarrollaron las transacciones financieras y esto estamos hablando del 2016 al 2018", detalló. El Departamento del Tesoro de EU detectó que entre 2016 y 2018 Medina Mora recibió en sus cuentas transferencias por 2 millones 130 mil dólares.

Contacto: https://www.indicepolitico.com / indicepolitico@gmail.com / @IndicePolitico / @pacorodriguez

 

—--

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto