CORONAVIRUS, Primeros auxilios emocionales / En opinión de Jose A. Lara Peinado

01/04/2020 - 05:00

“Redacción MXPolítico.- Hay cosas en México que se están haciendo correctamente para detener el avance de la Pandemia. OMS” 21/03/2020 El presente artículo problematiza hasta cierto grado la cuestión emocional devenida de la situación de emergencia que estamos viviendo, en un segundo momento se proponen alternativas para atender las problemáticas Psíquicas derivadas de la misma. Inicié este artículo con la afirmación de la OMS, es necesario partir de certezas para comenzar a equilibrarnos emocionalmente. No se trata de ver esperanzas donde no las hay, tampoco de no tomar en serio lo que está pasando, bien por el contrario, hoy más que nunca necesitamos tener claro qué pasa, qué hacer como sociedad, cómo apoyarnos, cómo ser solidarios sobre todo con aquellos que amén de la Pandemia, al no poder salir a trabajar y al no poder salir de sus casas, gradualmente enfrentarán serios problemas económicos y cuando eso pase, de manera inmediata, problemas emocionales. Es muy importante para nuestro equilibrio emocional cuestionar lo que dicen políticos, artistas. empresarios oportunistas y carroñeros como: (Mako, Calderón, Anaya, Claudio X Thalia, Brozo), o comunicadores como (Dóriga, Ciro, Berry, Fernanda Familiar, Loret, Dresser etc) si se siguen tomando decisiones a partir de los titulares de los noticieros de radio y televisión, o a partir de los discursos de estos sujetos, aumentarán en la población la incertidumbre, la angustia y la obsesión. Es fácilmente observable como muchos comunicadores parecen sobre/excitados cuando hablan de la Pandemia, alterados y cual carroñeros desean anunciar muertos, hablan de muertos, salivan con los muertos y poco muy poco sus comentarios apuntan a la sensatez, a la calma, a la vida. Es vomitivo ver a los artistas y políticos desde sus mansiones hablar con desparpajo, criticar, salivar y vociferar contra lo que desde el gobierno se propone, no porque les interese el pueblo, lo hacen porque su morboso trastorno de personalidad los lleva a desear tragedias para desde su burbuja hacerse telenovelas que les servirán para motivar en muchos de ellos un Narcisismo enfermo. Políticos carroñeros, empresarios, pseudo artistas y comunicadores, lucran emocionalmente con la noticia, el asunto es golpear, crear incertidumbre, caos, no se dan cuenta que al hacer eso están derrumbando la primera barrera contra el virus que es la fortaleza emocional de los Mexicanos, la relación entre el sistema inmunológico y la capacidad de adquirir una infección y/o contagio con lo emocional ha sido ya bastante trabajada e investigada en el mundo al menos en los últimos 50 años, no se trata tampoco de pensar que entonces todo reposará en las emociones, que un equilibrio psíquico nos defenderá de la Pandemia, no es así, la idea es mucho más simple, sujetos con mejor equilibrio psíquico mantendrán un sistema inmunológico mucho más fuerte y resistente que individuos cuyo equilibrio psíquico pudiera estar alterado. De ahí la importancia de los estados emocionales-psíquicos de los Mexicanos, de manera por demás irresponsable y utilizando los medios masivos de comunicación, mucha gente cuya motivación es desestabilizar, está llevando a miles de Mexicanos a estados de angustia que derivarán en menos fortaleza inmunológica para enfrentar la pandemia, hay que ser verdaderamente miserables como para utilizar está emergencia para otros fines, aún a costa de la vida de las personas. El lazo social-emocional, está siendo profundamente dañado y esto puede tener efectos directos en la evolución de la pandemia en México, es necesario como primeras medidas emocionales lo siguiente: 1.- Limitar la exposición a noticieros, pasar las horas escuchando a gente que no sabe de la enfermedad y que se sobre/excita con lo que está pasando daña el sentido de seguridad, pertenencia y esperanza de los seres humanos, hay que informarse desde los canales oficiales. 2.- No compartir cadenas en el celular, ni audios, ni textos, sobre todo aquellas que contengan noticias catastróficas, religiosas y apocalípticas, nada que esté poco sustentado y que apunte solo a un crear sentimientos confusos. 3.- Tomar con seriedad lo que pasa, dejar de lado la rumorología, las curas mágicas. 4.- Buscar apalabrar lo que se siente, ya sea en la compañía familiar o con un profesional, en el caso de los niños ayudarles a apalabrar a partir del juego, no solo con una pelota, juegos en donde el niño, rompa, corte, pegue, etc. 5.- Moverse, si bien es cierto se va a llegar al momento de estar confinados en casa, hay que buscar evitar en la medida de lo posible, quedarse acostado más de la cuenta, evitar levantarse para volverse a sentar frente al televisor, hay que evitar levantarse para comer y luego volverse a sentar, será necesario planificar rutinas de ejercicio físico, oxigenar con el ejercicio el cerebro es de mucha ayuda en largos procesos de encierro. 6.- Comunicarse, la tecnología hoy en día ayudará en este proceso, hablar con familiares, amigos, utilizando video llamada posibilitará mantener lazos de solidaridad y acercamiento con los demás, el aislamiento se puede romper sanamente con las redes sociales. 7.- Evitar comentarios racistas, clasistas que solo incrementan el odio social, este odio puede aumentar en procesos de encierro y llevar a agresiones que ahora menos que nunca necesitamos. 8.- Evitar procesos de sugestión, una cosa es ver una película relacionada a las pandemias y otra cosa es ver 5 del mismo tema, en procesos de aislamiento el ser humano es más susceptible a la tragedia, por lo tanto, hay que construir límites al respecto. 9.- Buscar a toda costa no narcotizar las emociones, esto es, no abusar del alcohol, del cigarro, de la marihuana, de las pastillas, en los procesos de aislamiento los síndromes de abstinencia aumentan la ansiedad y la agresión de los individuos. 10.- En la medida de lo posible hacer limpieza en equipo familiar, pintar la casa, cambiar los muebles, es decir, simbólicamente darle al espacio familiar otras vistas, esos pequeños cambios en la casa suelen darle al ser humano la sensación de que las cosas se mueven, mejoran, cambian. 11.- Así como se congregan muchas familias en torno a un televisor, en la medida de lo posible sería bueno que se congregaran a platicar, comentar, contar historias, como cuando se va la luz en una casa y de pronto esa circunstancia congrega a la familia, esas reuniones aportan emocionalmente seguridad, pertenencia, y compañía a los seres humanos. 12.- Involucrar a los miembros de la familia en todo lo que se hace en la casa, es decir, buscar romper las rutinas para evitar los estados neuróticos que se acumulan en los procesos de encierro y/o aislamiento. 13.- No predisponer a los miembros de la familia, evitar expresiones de: ¡Tú si te vas a enfermar¡, ¡tú eres de los que en la estadística pueden hasta morirse¡, esa clase de comentarios solo deprimen a los sujetos, que de por sí, tal vez muchos de ellos traigan consigo ciertos problemas de salud. 14.- Hablar de la situación que está pasando la familia, de la realidad incluso económica, no reprimir las emociones de angustia, muchas veces este apalabramiento despierta en los demás ideas originales para enfrentar los problemas, reprimir lo único que provocaría seria, ansiedad, depresión, ira. 15.- La risa y los chistes en torno al COVID19 son una forma de lidiar emocionalmente con la situación. Estas primeras recomendaciones ayudarían a ir enfrentando lo que emocionalmente ya se está viviendo, en un segundo artículo hablaré de alternativas para el sector salud y los profesionales en el tema que seguramente pronto tendremos que luchar con las secuelas emocionales de todo esto. Autor: Jose A. Lara Peinado - - - Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.