19/02/2020 - 05:00

Redacción MXPolítico.-Ahora resulta que Emilio Lozoya no es priista, como dijo el dirigente, que no líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cardenas, a quien apodan “Alito”, por su pequeñez. Para el campechano el ahora preso en una cárcel española sólo fue un mimebro del equipo de campaña del entonces candidato Enrique Peña Nieto. Ajá.

Cobardes quienes siempre se sintieron militantes de ese partido, ahora en extinsión,  nunca se opusieron a las decisiones del candidato o el presidente en turno. Sumisos siempre aceptaron las decisiones de quien llamaban el primer priista del país, aunque los llevaran al matadero.

Emilio Lozoya, por si no lo sabe “Alito” fue el Secretario de Relaciones Internacionales del CEN del PRI durante la gestión de Pedro Joaquín Coldwell, impuesto por el entonces candidato Enrique Peña Nieto, no fue solo un miembro del equipo de campaña del mexiquense, sino parte de la estructura partidista y nadie en ese partido se opuso a esa designación.

Pero ahora, todos se deslindan de quien se encargó de llevar el dinero sucio para la campaña de Peña Nieto. Oasorio Chong dice que si acaso trató en dos ocasiones con el ahora preso en Malaga, España,nada más falso, porque simplemente para las negociaciones con el sindicato en el caso del contrato colectivo de trabajo de Pemex, siempre intervino el Secretario de Gobernación.

Los priistas siempre han sido cobardes, un día le pregunté a Arnoldo Ochoa, quien fue gobernador interino de Colima, ¿por qué nadie saltó cuando Ernesto Zedillo fue impuesto por Carlos Salinas de Gortari como candidato del PRI a la presidencia de la República tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio? Y,  su respuesta fue que el entonces presidente era capaz de matarlos sí se oponían.

Desde que el PRI se fundó en el año de 1929 el presidente en turno fue el jefe supremo del partido, él decidía quiene era dirigente y quien no, a él le pasaban las listas de los candidatos a las cámaras de senadores y diputados, para el famoso “palomeo”, y nunca hubo quien saltara para objetar las designaciones a lo que se llamó el “dedazo”

Qué no venga ahora “Alito” con qué el tránsfuga que se acabó a Pemex no era miembro de ese partido y Osorio Chong de que no lo conocía. Lo peor que le pudo pasar al PRI es la detención de Lozoya porque la Fiscalía para Delitos Electorales tiene los suficientes argumentos para cancelar su registro.

*****
El cinismo de Emilio Lozoya fue tal que involucró a su madre para tratar de salvarse, lo que tiene muy molesto a su podre Emilio Lozoya Thalman. Lozoya debió entregarse antes de que su madre sufriera las consecuencias de un arraigo domiciliario, pero cobarde como fue no lo hizo…Pocos saben, pero David Penchina padre, fue un hombre muy cercano a Emilio Gamboa Patrón, quien siempre lo tuvo en el manejo de las finanzas en los puestos que el yucateco ocupó. Hoy su hijo David está en el ojo del huracán y con un pie en la cárcel tras el desfalco provocado al INFONAVIT durante su administración en el sexenio pasado.

Autor: Héctor Moctezuma de León 
Contacto: circuitocerrado@hotmailcom

- - - 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.