Ciudadanos florero / En opinión de Denise Dresser

México / Redacción MX Político.- ¿Usted quiere saber si hubo corrupción en el aeropuerto de Texcoco, cancelado por ese motivo? ¿Usted quiere conocer la investigación gubernamental que sustentó la decisión? ¿Usted quiere saber cuáles fueron las compañías que se beneficiaron de contratos amañados, adjudicaciones a modo, licitaciones torcidas y demás irregularidades?

¿Usted quiere conocer cómo operó el capitalismo de cuates en el NAIM y quiénes fueron los funcionarios públicos que lo permitieron? ¿Usted quiere examinar los estudios de sobrecostos e inviabilidad financiera que respaldaron la cancelación? ¿Usted ha presenciado algún castigo a los involucrados en actos ilegales o visto la suspensión a contratistas tramposos o la indagatoria en torno los presuntos culpables? ¿Usted sabe exactamente los motivos verificables por los que se suspendió la obra, más allá del rechazo presidencial a ser percibido como florero?

Pues si usted quiere saber todo esto, el presidente de México piensa que no tiene derecho a hacerlo. Andrés Manuel López Obrador cree que usted es un adversario al cual es necesario desacreditar, no un ciudadano al cual es obligatorio informar.

¿Usted ha examinado los estudios ambientales, de viabilidad aeronáutica e impacto arqueológico que -por ley- el gobierno debió presentar antes de iniciar la obra en Santa Lucía? ¿Usted quiere saber si el aeropuerto producirá daño ambiental, como se argumentó que lo haría el de Texcoco?

¿Usted quiere saber si afectará el suministro de agua potable a las comunidades aledañas y a la ciudad, así como se insistió que lo haría el NAIM y por lo tanto era necesario salvar el lago ahí?

¿Usted quiere saber si el Cerro de Santa Paula aumentará el costo final y obligará a contemplar modificaciones al proyecto, como lo ha señalado el Colegio de Ingenieros Civiles? ¿Usted quiere saber si Santa Lucía proveerá la seguridad aérea necesaria para operar, y si existen estudios reconocidos internacionalmente capaces de acreditarlo? ¿Usted quiere saber qué ocurrirá con los restos arqueológicos en la zona que será preciso preservar y si para ello se ha recabado el visto bueno del INAH?

¿Usted sabe -sin la menor duda- que Santa Lucía será viable y contribuirá a disminuir la saturación del sistema aeroportuario del Valle de México? Si quiere saber todo esto, el presidente de México piensa que detrás de usted hay intereses oscuros, saboteadores del cambio. Cree que usted es miembro de la oligarquía expoliadora y no un ciudadano con derecho a exigir transparencia a su gobierno.

¿Usted cree que el gobierno de López Obrador debe respetar el artículo 134 constitucional, donde se establece que los recursos públicos no pueden usarse de forma voluntariosa o discrecional? ¿Usted cree que los principios de racionalidad y transparencia deben normar las decisiones de política pública, sobre todo cuando se trata de obras multimillonarias de infraestructura como el aeropuerto de Santa Lucía? ¿Usted quiere evitar que el gobierno actual repita vicios de sexenios pasados, durante los cuales se despilfarró dinero público en obras que terminaron siendo elefantes blancos, como el Tren interurbano México-Toluca?

¿Usted cree que ciudadanos insatisfechos ante la falta de transparencia, la falta de información, y la falta de estudios documentados tanto en el caso de Santa Lucía como el de Texcoco pueden presentar amparos ante el Poder Judicial?

Si usted cree esto, el Presidente no está de acuerdo con sus demandas ni con su apelación al Poder Judicial. Ha sugerido que tanto usted como los jueces no actúan por el deseo de instaurar el Estado de Derecho, sino por mala fe.

Usted y cualquiera que se ampare será reclasificado como golpista o traidor o corrupto, al que se exhibirá en alguna mañanera.

¿Usted cree que todo ciudadano debe contar con la facultad legal de ampararse ante actos de autoridad que considera arbitrarios o ilegales o caprichosos o violatorios de la Constitución?

¿Usted cree que las mayorías temporales -como las que hoy tienen AMLO y Morena- no deben atropellar a las minorías cuestionadoras, aunque hayan obtenido 30 millones de votos? Si usted cree esto, lo felicito; es un demócrata. Pero lamentablemente el Presidente no comparte ese criterio.

La Cuarta Transformación y quien la lidera ha determinado que usted no cuenta como ciudadano con derechos protegidos por la Carta Magna. Usted es un florero. [Agencia Reforma]

 

 

 

 

----

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.
 

 

 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto