AMLO es Ahora el Acusado / En opinión de Jesús Michel Narváez

06/06/2020 - 11:11


Redacción MX Político.- “Quien acusa debe probar”, clama el presidente López ante los severos señalamientos lanzados por el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, por la violencia desatada la tarde en Guadalajara.

Concediendo que no aceptando la postura presidencial, su aseveración es digna de colocarse con letras de oro… no por comprobar las acusaciones que verte todos los días sin presentar prueba alguna, sino todo lo contrario.

Más allá de que la frase le queda “como anillo al dedo” – a ver si deja de acusar sin probar-​, lo ocurrido en Guadalajara en donde fueron incendiadas patrullas y se registró vandalismo al por mayor a causa del asesinato de Giovanni López, un modesto albañil que fue privado de la vida por policías estatales, tiene tufo político.

Alfaro, que no se distingue por callar lo que piensa aunque carezca de elementos probatorios –igual que el presidente López– difundió un video en el que se lanza contra el representante del Gobierno federal. Dice: “Le pido al presidente de la República que le diga a su gente y a su partido que ojalá estén midiendo lo que están haciendo, el daño que le están generando al país, con este ambiente de confrontación, porque son ellos, justamente, lo han generado todo esto que estamos viviendo”.

Fue más allá. Afirma que “desde los sótanos de poder, buscan dañar a Jalisco, no a su gobierno necesariamente, dañar a nuestro estado. Lastimar a nuestro estado en un momento difícil que estamos viviendo en medio de una emergencia sanitaria”.

Desde su púlpito itinerante, el presidente López responde: “Tengo diferencias con el gobernador de Jalisco, diferencias políticas, ideológicas, pero actúo con responsabilidad y no me inmiscuyo, no participo en cuestiones partidistas, no soy jefe de grupo, ni de partido; represento al Estado mexicano, no tengo ningún propósito de afectar a autoridades locales”.

Y al deslindarse de estar detrás de la violencia, el habitante de Palacio Nacional afirma: el gobernador Alfaro debe presentar pruebas de sus acusaciones y que no se retracte de lo declarado. “Quien acusa debe probar”. Y se oyeron los aplausos.

Violencia innecesaria de los actores políticos. Es probable que el presidente López no esté, en efecto, detrás de ella. Sin embargo, no es descartable que “algún súbdito o grupo de acólitos guinda” sí lo esté para “quedar bien con el jefe”.

Porque ya sabe cómo se interpretan las palabras presidenciales. Un gesto, una frase dirigida como obús, es suficiente para “entender el mensaje”. Alfaro sostiene que “Con millones de pesos en pauta en redes sociales hicieron que esto creciera y fuera tomando fuerza y lo que hoy sucedió fue la cereza del pastel”. Debe tener pruebas, supongo. De lo contrario estaría abiertamente en contra de Morena, en donde no se roba, no se miente y no se engaña. Hay que esperar en que termina este nada fácil problema político entre la Federación y la soberanía de Jalisco.


E-​mail: jesusmichel1​1​@​hotmail.​com, Twitter: @jesusmichelMx

 

- - -

 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.