Las Agresiones en Contra de sus Despreciados Contrincantes, Avanzan / En opinión de Joel Armendáriz


Redacción MX Político.- Acosado por sus errores, el presidente López Obrador abrió un frente alto riesgoso: enfrentar al Ejército y si bien es el comandante supremo de las fuerzas armadas y tiene la facultad de llamar la atención y sancionar a quienes rompan la disciplina, la forma en que se dirigió al general Gaytán avivó más las brasas que comenzaban a languidecer.

“Poco mesurado e imprudente”, llamó el presidente a su subordinado, que en años pasados fungió como subsecretario de la Defensa Nacional.


Marko Cortés.
Al mismo tiempo, el jefe político de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal hablaba del “reino de los sapos tendrá pronto una opción civilizada y legal”. 

Y el dirigente del PAN, Marko Cortés, exigía una explicación sobre la presunta amenaza del golpe de Estado y anunciaba que su partido y todos los panistas saldrían en defensa del presidente, de la institución presidencial y para salvaguardar la democracia.

López Obrador tiene abiertos decenas de frentes y en ninguno ha podido tirar los muros que se construyeron por sus acciones.

Con el sector privado, al que llamó minoría rapaz, no hay acuerdos. El Consejo Coordinador Empresarial, junto con el ente que concentra a los mayores capitales del país, el Consejo Mexicano de Negocios, está a la espera de señales que permitan invertir sin que sus proyectos sean cancelados. 

Antes de tomar posesión, López Obrador se reunió con la cúpula empresarial y acordó que si el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) lo pagaba el sector privado, adelante. En septiembre, sin haber protestado como Jefe del Ejecutivo, ordenó realizar una encuesta –por mucho considerado patito- con la cual canceló el NAIM.

Anunció la construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles, cuyo inicio se retrasó 9 meses por el cúmulo de amparos presentados y desde la Secretaría de Comunicaciones y Transportes surgió la instrucción de demoler e inundar todo lo construido en lo que sería el “ostentoso” NAIM. 

Un juez federal de amparo impidió que lo edificado se convirtiera en cascajo. El aeródromo de Santa Lucía no cuenta con las autorizaciones internacionales y tampoco se han dado a conocer los estudios de impacto ambiental. Pero ya hay trazos de una de las futuras pistas, lo que presumió el presidente con una frase: “Tómenla”.

El sector privado había anunciado en julio pasado inversiones por 33 mil millones de dólares. Y solamente Carlos Slim ha invertido en lo rentable: los bienes raíces.

Aunque el presidente sostiene que no hay fuga de capitales, indicadores del Banco de México revelaron en agosto que inversores vendieron 42 mil 463 millones de pesos de inversión extranjera en bonos del gobierno mexicano y se fueron del país

Palacio Nacional afirma que la inversión extranjera es “loa más alta recibida por México”, calculando de diciembre de julio. Sustenta sus números con la creciente llegada de dólares por las remesas que envían los connacionales residentes en el extranjero.

La economía no crece y el argumento de los inversores es que no hay certidumbre, porque “el estado de derecho no existe”. Las calificadoras –despreciadas por AMLO por ser alcahuetas del neoliberalismo-, las instituciones bancarias y financieras nacionales e internacionales, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo, coinciden en que al cierre del año no habrá crecimiento del PIB, porque 0.02 por ciento no impacta en ninguna vertiente económica.

A lo largo de los primeros 10 meses del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, empresas como General Motors, Ford Motor Company y Volkswagen han resentido huelgas y debido a la presión sindical y la nueva Ley Laboral –un traje hecho  a la medida del presidente Donald Trump para acceder a la firma del T-AMC- optaron por no producir ciertos modelos en México, lo que generó desempleo.

 

- - - 


Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no reflejan la posición del medio 

 

 

 


 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto