28/02/2020 - 05:00

La cinta cuenta la historia de una mujer que emigra de forma ilegal a Estados Unidos con sus dos hijos, se ve obligada a trabajar en varias partes para mantenerse a flote y crear un mejor futuro para comenzar una nueva vida en familia.

México/Redacción MX Político.-  El cineasta mexicano Samuel Kishi Leopo ha llevado hasta la Berlinale su filme Los lobos, un duro retrato semiautobiográfico sobre la migración que busca aportar luz y esperanza e invita a trabajar la empatía.

“También quería que esta película estuviera llena de luz, que fuera esperanzadora. Ya conocemos los números, la mortandad en cuanto a la migración, la violencia por la que se está huyendo de nuestros países. Prendemos los noticieros y ya sabemos esas cosas”, dice el realizador en entrevista con Efe.

Para el director, “hay que hablar de la dureza, hay que hablar de la oscuridad, pero también hay que hablar de la luz, hay que hablar de la empatía” y de la solidaridad y “poner una cara”, además, a esos números.

El filme, que se proyecta dentro de la sección “Generation”, dedicada al cine infantil y juvenil, cuenta la historia de Lucía, una mujer que emigra a Estados Unidos con sus dos hijos, Max, de ocho años, y su hermano pequeño, Leo, y que asume varios trabajos para lograr mantenerse a flote y crear las condiciones para comenzar un nueva vida.

“Siempre hay un dejo de esperanza y un dejo de ternura”, afirma.

Partiendo de su propia experiencia y avanzando en su investigación, se encontró con historias muy similares a la suya, con muchos niños que, como él, permanecían encerrados esperando a sus padres, “asumiendo también otros roles en la familia, teniendo que madurar más temprano, volviéndose adultos cada vez más pequeños”.