Con doble exposición, recordarán las experiencias de Diego Rivera en la URSS

Obras de Diego Rivera se expondrán en los museos Mural Diego Rivera y Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo para mostrar su experiencia en la URSS

Redacción: Judith Amador / Apro.

Ciudad de México.- De manera conjunta, los museos Mural Diego Rivera y Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo presentarán la exposición Diego Rivera y su experiencia en la URSS, que reúne 289 obras, entre ellas obra plástica, fotografía y material documental, que se dividirán entre los dos recintos.

La muestra ofrecerá una visión de la producción artística y las experiencias vividas por Rivera durante las dos visitas que hizo a la ahora desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) realizadas en 1927, cuando fue invitado a participar en los festejos del décimo aniversario de la Revolución de Octubre (que este año cumple 100), y 1955 cuando asistió al Congreso Internacional de la Paz y, al mismo tiempo, atenderse del cáncer que lo aquejaba con radiaciones de cobalto.

En un texto publicado en el semanario Proceso el 4 de septiembre de 1993, por Liza Alexandrova, se menciona este tema, al abordar la relación y amistad entre Rivera y Yuri Páporov Kerevitz, quien fuera agregado cultural de la embajada de la URSS en México:

“… con anterioridad Páporov Kerevitz había contribuido en la salud del pintor. El escritor ruso hizo posible la recuperación de Diego en la URSS, después de que nadie, ni en México ni en Estados Unidos, podía controlarle su mal cancerígeno. Según Páporov Kerevitz, los médicos soviéticos prolongaron año y medio la vida al pintor”.

Hay mucha información en torno a las experiencias de Diego Rivera en la entonces potencia socialista, publicadas en el semanario. La crítica de arte Raquel Tibol le dedicó varias de sus columnas al tema. El 15 de octubre de 1983, por ejemplo, escribe sobre la amistad que el pintor trabó con el poeta Vladimir Mayakovski desde que éste hizo su primer viaje a América y arribó a México el 8 de julio de 1925, Rivera le dio una recepción muy cordial al ir a esperarlo en la estación del ferrocarril.

Luego, relata Tibol, se encontraron nuevamente en Moscú, en las fiestas de la Revolución de octubre:

“El 7 de noviembre de 1927 Rivera estuvo, junto con otros invitados extranjeros, en la Plaza Roja, haciendo dibujos en un álbum, cuyas páginas ahora se exponen en el Museo Tamayo. Rivera logró ver y hacer muchísimo en los meses que permaneció en la Unión Soviética. Asistió a las reuniones del Consejo Mundial de los Amigos de la URSS, trabó amistad con el director de cine Serguéi Eisenstein, acudió a los espectáculos de Meyerhold, visitó numerosas exposiciones artísticas, participó en discusiones sobre las vías de desarrollo de las artes plásticas, hizo bocetos para murales que debieron pintarse en la Casa del Ejército Rojo y en el Club de los Literatos, los cuales nunca se pudieron realizar”.

Mayakovski falleció en abril de 1930. Cuando Rivera volvió a Moscú en 1955 visitó su casa convertida en museo. Tibol consigna lo que anotó en el libro de visitantes:

“Mi recuerdo emocionado para el poeta más grande de la Revolución, Mayakovski, del que tuve el honor de poder llamarme su amigo, al volver a su casa después de 25 años”.

Vale la pena destacar que la desaparecida crítica de arte de Proceso hizo una entrevista a Rivera a su regreso de la URSS, dada a conocer en el suplemento México en la Cultura, del periódico Novedades, el 22 de abril de 1956, y publicada nuevamente en el semanario en marzo de 1986, con motivo del centenario del nacimiento del pintor.

La exposición Diego Rivera y su experiencia en la URSS se organiza en el marco del 60 aniversario del fallecimiento del muralista nacido en Guanajuato el 8 de diciembre de 1886, que se cumple este 24 de noviembre.

mals

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto