Aun llora México a Pedro Infante

A 61 años de su trágico accidente en Mérida, aun suenen las notas de Amorcito Corazón

Redacción: MX Político

Ciudad de México.- El 15 de abril de 1957,  la noticia conmocionó a todo el país, en los periódicos de la época se confirmaba la notica que un día antes se había dado a conocer a través de la radio, Pedro Infante había muerto en un accidente aéreo.

El avión en el que viajaba la máxima estrella del cine mexicano se estrelló, y sus restos no se iban a poder exponer al público porque el actor había quedado totalmente desfigurado.

La aeronave era un carguero que conducía a la Ciudad de México con una fuerte remesa de pescado del Golfo, y llevaba como tripulación, además de Infante en calidad de copiloto, a Victor Manuel Vidal Lorca, piloto, y a Marciano Bautista, mecánico de aviación; el avión acababa de despegar del aeropuerto de Mérida.

La nave pertenecía a la empresa Transportes Aéreos Mexicanos , S.A., línea fundada y regentada por Pedro Infante. Minutos después de haber despegado, el avión se desplomó en el patio de una casa donde una mujer, acompañada de un niño, lavaba ropa; ambos murieron.

Cuando los restos del artista llegaron al aeropuerto de la Ciudad de México empezó el caos en medio de un mar de lágrimas nutrido por personas de todas las edades.

Los medios reportaron que decenas de las inconsolables admiradoras de Pedro sufrieron desmayos en el momento preciso en que salía el ataúd del aeropuerto, y fueron atendidas inmediatamente por las ambulancias de la  Cruz Roja Mexicana.

Antes de ser sepultado, “Pedrito” recibió un homenaje en el Teatro Jorge Negrete, en donde se congregaron masivamente sus seguidores.

Durante 90 minutos, la gente del pueblo y la policía sostuvieron una lucha, pues los fans del artista querían estar lo más cerca posible a los restos de Pedro, pero los granaderos trataron de contener la euforia, esto desesperó a la gente que finalmente burló a los cuerpos de seguridad.

Los granaderos de la policía, para guardar el orden, repartieron macanazos entre el pueblo, una gran parte del medio centenar atendido por la Cruz Roja fue de lesionados por la policía.

Tres emotivos momentos marcaron la despedida de Pedro Infante, el primero de ellos fue cuando el Licenciado Rodolfo Echeverría, secretario general de la Asociación Nacional de Actores, pronunció una conmovedora oración fúnebre:

El segundo momento fue cuando el escuadrón de motociclistas pasó lista de presente de sus miembros caídos y se escuchó el nombre de Pedro Infante al final. El público contestó: “¡Presente!”.

Y finalmente, cuando el ataúd ya iba a ser enterrado, una sola voz se escuchó en todo el Panteón Jardín, empezaron a escucharse las voces de grupos de mariachis que entonaban ‘Amorcito corazón’. Las notas de las guitarras fueron cada vez con con más vigor y llegó un momento en que todo el pueblo entonaba la melodía. Siguieron muchos otros cantos, hasta que llenó el ambiente la música de “Las Golondrinas”.

fhv

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto