Universidad de paga, ¿una buena inversión para tener 'chamba'?

Las relaciones sociales son clave para obtener empleo en el caso de los egresados de universidades privadas.

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- Para los universitarios recién egresados en México conseguir su primer empleo se vuelve más difícil debido a la falta de experiencia y los bajos sueldos que ofrecen las empresas, así lo reveló la Encuesta Nacional de Egresados 2017.

Las mayores complicaciones para conseguir trabajo son la falta de experiencia (48 por ciento), salarios y prestaciones poco atractivas (22 por ciento) y falta de vacantes ocupan el tercer lugar (20 por ciento).

Aunque los jóvenes salen muy motivados, después de algún tiempo de no conseguir lugar en alguna empresa, comienzan a desesperarse y deciden aceptar cualquier "chamba" con tal de comenzar a recibir un sueldo por pequeño que este sea, lo que quieren es ya emplearse y con el paso del tiempo buscar con más detenimiento algo que este más acorde con su preparación académica. 

La realidad en México es muy clara, la tasa de desempleo afecta a los jóvenes y con ellos se vuelve aún más difícil conseguir  trabajo.  De acuerdo con un reporte elaborado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la juventud mexicana enfrenta una tasa de desocupación de 6.7 por ciento.


Recomendados de universidades privadas encuentran trabajo más rápido.

Las relaciones sociales son el principal mecanismo para obtener un empleo. Entonces, ¿es una buena inversión estudiar en una institución privada? 
 

De acuerdo a la encuesta, el 28 por ciento consigue su trabajo por medio de un amigo, familiar, amigo o recomendación, siendo este porcentaje mayor en el caso de las universidades privadas (34 por ciento), que en el caso de las públicas con el 24 por ciento. 

El servicio social, las prácticas profesionales, o pasantías de la empresa representan la segunda forma de emplearse para los egresados, en este caso con un papel más preponderante en las universidades públicas (26 por ciento) que en las privadas (18 por ciento).

Resalta el bajo porcentaje de egresados que encontraron su primer trabajo mediante la bolsa de trabajo de la misma universidad (7 por ciento) y ferias de empleo, apenas 1 por ciento, lo cual indica que los esfuerzos que hacen universidades y gobiernos en este ámbito no tienen un reflejo en empleabilidad.

Los bajos salarios a los que se enfrentan

Es una realidad que en México los sueldos no son los mejores. En el primer empleo los egresados suelen ganar sueldos con una media de $6,453, sin embargo, se encuentran diferencias significativas al comparar por género: 36 por ciento de las mujeres gana menos de $3,000 pesos mensuales, porcentaje inferior en el caso de los hombres para este rango (26 por ciento).

Entre los egresados de las universidades privadas, el porcentaje de quienes obtuvieron su primer trabajo antes de iniciar sus estudios o mientras estaban estudiando, es más alto que el de las universidades públicas (53 por ciento vs. 42 por ciento).

En cuanto a los estados donde se encuentra el promedio de ingresos más alto para el primer empleo se encuentra Nuevo León con $9,846, seguido por Nayarit y Coahuila con un primer sueldo alrededor de $7,400.

Los sueldos más bajos se encontraron en los estados del sur de país; el lugar más bajo: Chiapas con un sueldo promedio de $3,971 y Yucatán con $4,230.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto