Casi 6 de cada diez mexicanos sin seguridad social

En el marco del Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza, una síntesis retrospectiva desde el mismo Coneval.

Redacción MX Político.- Con el arribo al poder de una generación de abogados y economistas posgraduados en universidades extranjeras, básicamente en universidades y tecnológicos del noreste de los Estados Unidos de América (Harvard, Yale, MIT, entre otros), comenzó la implementación de políticas económicas gubernamentales derivadas de las entonces novedosas teorías económicas inscritas en la corriente del pensamiento neoliberal.

A partir de 1982, desde el gobierno mexicano y a través del único partido (el PRI) con "derecho de picaporte" para ingresar a puestos de gobierno, electorales y administrativos,  se instauró en nuestro país una variante del sistema económico de libre mercado, regulado por los lineamientos de la escuela "monetarista", cuyo principal teórico, Milton Friedman, docente del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), habría sido catedrático incluso de algunos de los más conspicuos funcionarios y autoridades gubernamentales en ciernes del México de fines del siglo 20: Pedro Aspe Armella, Jaime Serra Puche, Ernesto Zedillo, Herminio Blanco, José Ángel Gurría, entre otros.

Simultáneamente, Francis Fukuyama y George Orwell, entre otros filósofos, hilvanaban su teoría inspirada en dos fuentes centrales: el Idealismo y el Modernismo, llamada teoría de la Democracia Liberal; que pregonaba el fin del Historicismo y, consecuentemente, del Materialismo Histórico, como resultado de la "Caída del Muro de Berlín" y del sistema socialista.

Se quedaron con el gobierno y con el PRI los "monetaristas" y a la calle se fueron los "nacionalistas revolucionarios", para formar primero el Frente Democrático Nacional (FDN) con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano a la cabeza, a quien se le despojó fraudulentamente de la Presidencia de la República en 1988. Con el paso del tiempo este frente se volvió partido, el PRD;...y luego, más recientemente, con ese mismo origen, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El experimento aquel en México,  fue desde un principio avasallador, intolerante, abrupto, no dio margen a la discusión del proyecto económico nacional; menos del proyecto político. Se cerró la clase dominante en el poder y aplicó sin  miramientos, políticas económicas que abandonaron paulatinamente los criterios tendientes a preservar la seguridad social y el nivel salarial de los trabajadores mexicanos; dos aspectos básicos para la ya precaria estabilidad social que se tenía desde la era revolucionaria. Eso derivó en un gran cisma al interior del único partido con estructura y vigencia que participaba en el precario sistema democrático de este país; por lo que se forjó desde entonces la corriente política que hoy se constituye como autoridad política legal, en todos los niveles de gobierno y en casi la totalidad de la geografía nacional.

 

 

Hoy 17 de octubre, en el marco del  Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza, celebrado desde 1993, se ha reconocido por el propio organismo oficial para la medición de la pobreza, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), ha concluido que en este país, casi seis de cada diez mexicanos (más de 57%) carecen de seguridad social, un factor que contempla protección para sus beneficiarios en casos como maternidad, enfermedad, invalidez, muerte, riesgos de trabajo, y especialmente, en caso de retiro.

Condiciones como la informalidad y la precariedad laboral así como los bajos salarios condicionan el acceso de los mexicanos a la seguridad social. Para agosto de 2019, 56.3% de la población ocupada se encontraba en la informalidad, según los últimos datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.

Información desprendida del portal de Forbes México, revela también que en México el problema de la informalidad y el desempleo rampante en los último años, propicia que un alto número de ciudadanos permanezcan a expensas de los programas sociales de ayuda que se ofrecen en esta administración, que no van más allá de poco más de mil pesos mensuales, lo que constituye una forma de pobreza multidimensional, señaló Graciela Teruel, investigadora de la Universidad Iberoamericana y quien formara parte del equipo de investigadores académicos del Coneval entre 2006 y 2010. 

 

 

La especialista refirió que una medida para combatir esta disparidad sería ofrecer un sistema de protección social mayor, que sea universal e independiente de si los trabajadores prestaron o no servicios de manera formal.

En términos generales se advierte que en términos generales, la pobreza extrema en México, durante los últimos años, mientras se enseñoreó el monetarismo, ha disminuido en un incipiente porcentaje.

E incluso, en los últimos 10 años, por ejemplo, las personas con carencia alimentaria, considerada por la investigadora prioritaria para combatir la pobreza, se elevaron en esos 10 años a 25.5 millones desde los 24.3 millones de 2008.

hch
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto