1 de cada 100 mexicanos tiene tiendita

Estudios de INEGI y Bancomext revelan que somos un país con vocación empresarial familiar, pero aislados de cadenas productivas o de valor en el proceso económico


Redacción MX Político.- Tal y como se referían los alemanes al pueblo británico en los días previos a la Segunda Guerra Mundial, al que bombeardearían inmisericordemente a partir de 1939 conducidos por su líder Adolfo Hitler, "los ingleses son un pueblo de tenderos", México, por una tradición acendrada de la cultura productiva familiar, sigue siendo un país de recaudadores o tenderos.

Hay oficialmente registrados alrededor de 1 millón de pequeños y microempresas dentro del rubro de las pequeñas tienditas y recauderías; de abarrotes o chumilcos, como también se les conoce al norte de la geografía nacional. Lo anterior sin tomar en cuenta a los negocios de esta categoría que no está registrado por los conductos oficiales, ni registrado en este conteo. Se estiman los pequeños comercios, de reciente creación (más recientes que el último Censo Económico del INEGI en 2015) o bien, fuera de la economía informal, en un rango de 200 a 400 mil que se han incrementado al millón existenete. Por lo que en términos promedio, el 1% por ciento aproximado de la población nacional, se dedica a atender su "changarrito " comercial; su tiendita de la esquina.

Españoles y pueblos originarios, de origen náhuatl o no, fueron pueblos que conocieron y perfeccionaron el comercio, en sus más diferentes modalidades; desde el intercambio por salario (con sal como moneda, en tiempos de los romanos, origen indiscutible de los hispanos); el comercio convencional heredado por los ibéricos de los pueblos árabes y del norte de África; y el trueque o intercambio en especie, una práctica de los pueblos originales de lo que hoy es nuestro país.

La práctica del comercio en pequeño terminó de instalarse como práctica frecuente en la cultura mexicana moderna, de los últimos 200 años, por la determinante influencia que ha tenido en la cultura mexoicana los períodos de hambruna o de crisis por las que ha atravesado el pueblo de México en sus diferentes etapas de guerras intestinas, de invasiones o de asonadas políticas. El negocio familiar, que en algún momento (a finales del siglo 19 y principios del 20) se mezscló con la tradición de la tienda de raya de la hacienda o la ranchería, ha sido un método para atacar los momentos de crisis en el abasto de alimentos, medicinas y víveres.

Se sabe que actualmente el comercio en nuestro país se da por este canal estratégico y de alto potencial para la distribución de productos y servicios de consumo masivo. Equivale casi al 70 % del total de las ventas del comercio organizado en nuestro país.

Sin embargo, el desarrollo de los pequeños negocios de franquicia, con horarios de más cobertura (24/7) y en la modalidad de "pick and pay" estadounidense (recoja y pague), han venido orillando a la crisis a un gran número de negocios de este rubro de la economía de dimensiones, micro, pequeña y mediana empresa. Micro (de 1 a 3 empleados o copropietarios); Pequeña (de 3 a 5 empleados o copropietarios); y Mediano (De 6 a 10 empleados o participantes).

Datos del informe del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomex), que data delaño 2015 y que es el último recuento disponible con base en el último Censo Económico del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), estima en 116 mil negocios dentro de los considerados en la cifra ofical, los micro y pequeños abarroteros o tenderos que se han visto orillados a cerrar sus pequeños comercios, ante la competencia fatídica que sostienen con los negocios de las franquicias estadounidenses "Seven Eleven", CK", o las de origen mexicano como "Oxxo" o "Flash", entre otras.

Según el referido estudio del Bancomext, de los considerados Micro, Pequeño y Mediana Empresas, dedicados al rubro del comercio, el sector de las micro tiendas, dan ocupación al 75.4 % del personal ocupado; los considerados Pequeños comercios, ocupan al 13.5 % del total ocupado y el 11.1% restante es aprovechado por el denominado empresas o comercios medianos.

En dicho estudio, desde 2015, se detectó que sólo el 2.2% de las denominadas tienditas pequeñas y el 5.6 % de las consideradas medianas, participan en una cadena productiva de valor; esto es, que se integran a un proceso económico donde aportan valor agregado o se conectan a una estructura vertical del comercio, para aprovechar las ventajas comparativas que tienen por sí mismas. Ejemplos: La propietaria de un comercio que vende postres y comestibles artesanales, de manufavctura propia, al conectarse a la cadena productiva de valor con un mediano comercio donde dse vende café.

Del mismo modo, otro ejemplo de participación en cadenas productivas de valor, es por ejemplo, el pequeño comercio de la comunidad o el barrio de la periferia, donde cuyo propietario o uno de los propiettarios del núcleo familiar, es médico y aplica vacunas o da consultas a la población, en cualquier horario; etcétera.

El próximo 6 de noviembre, se verificará en las instalaciones del World Trade Center de la Ciudad de México, un evento patrocinado por Banco Azteca, denominado "Expo Tender@ CDMX 2019", a donde comerciantes del rubro micro, pequeño y mediano, podrán integrarse a una red mayor de minoristas, adquirir capacitación para integrarse a cadenas productivas de valor y adquirir tecnologías de ventas y sistemas de pago electrónico.

No es organizada por instancia de gobierno alguna; sólo es coordinada por la institución bancaria perteneciente al Grupo Salinas, que compró el maining del evento; la patrocina y le da difusión.

Si estás interesado, aquí hay más datos a donde inscribirte.

 

 


hch


 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto