Femexfut y Conapred se unen contra discriminación y gritos homofóbicos

Redacción  Noticias MX.- La Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) suscribió un convenio con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) con el objetivo de erradicar la discriminación, lesbofobia, homofobia y racismo, entre otros estigmas que alimentan la exclusión en el fútbol mexicano.

 

En conferencia de prensa celebrada en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), Alexandra Haas, presidenta de Conapred, e Iñigo Riestra, secretario general de la Femexfut, coincidieron en que urge una capacitación para promover la diversidad y la lucha en contra de la discriminación en el fútbol mexicano.

 

“El objetivo es desarrollar reglas y políticas concretas para que las mujeres y los grupos históricamente discriminados tengan los mismos derechos y oportunidades dentro y fuera de la cancha”, comentó Haas.

 

Sabemos, prosiguió, que jugadoras o jugadores no pueden expresar y vivir con libertad sus afectos dentro y fuera de la cancha. “Han preferido desarrollar sus carreras fuera de México por la fuerte lesbofobia que hay, y la exclusión en el juego se extiende a los aficionados”, manifestó la titular del Conapred.

 

De acuerdo con agencia Apro, de su lado, Iñigo Riestra, secretario General de la Femexfut, delineó parte de la estrategia para erradicar dichos problemas:

 

--Elaborar un diagnóstico sobre la situación de discriminación en el futbol mexicano, para impulsar actividades conjuntas de sensibilización sobre las problemáticas de la discriminación y el obstáculo que representa para los principios universales del deporte y del fútbol.

 

--Desarrollar conjuntamente programas de capacitación dirigidos a las personas que colaboran en la "Femexfut".

 

--Crear una estrategia de colaboración que permita intercambiar experiencias y buenas prácticas en materia del derecho a la igualdad y no discriminación en el deporte.

 

Este convenio surge luego de 14 sanciones económicas que la FIFA ha impuesto a México y un primer protocolo que permitirá al árbitro suspender un partido cuando el público lance el grito famoso grito de “puto”.

 

 

 

 

 

 

De no erradicar el grito homofóbico según la FIFA, las sanciones irán en aumento, desde jugar a puerta cerrada, deducción de puntos, pérdida de partidos, hasta la expulsión de una copa del mundo.

 

Al término de la conferencia, se le preguntó al federativo sobre la tibia sanción impuesta al director técnico del América, Miguel Herrera, tras llamar "puto" y “maricones” al árbitro y a los reporteros al finalizar el partido ante Cruz Azul el pasado fin de semana.

 

Riestra se limitó a responder que no se modificará la sanción, pero advirtió que en el futuro las medidas “podrán” ser más severas. (Con información de Manuel Alejandro Godínez)

 

JAM

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto