Despojo y colusión con terrenos de Ferrocarriles Nacionales en Jalisco

El alcalde de Amacueca  “cómplice” de dos mujeres

Redacción: MX Político

Guadalajara, Jal. (apro).- Con la complacencia del alcalde de Amacueca, César Augusto Anaya Valenzuela, un par de mujeres se apoderó de una superficie de poco más de dos hectáreas pertenecientes a Ferrocarriles Nacionales Mexicanos, incluidas dos vialidades y una cancha de futbol, las cuales ya pusieron en venta.

Lo anterior propició que dos vecinos afectados, que se opusieron a que les quitaran la calle Aldama por la que han circulado desde hace más de 60 años, terminaron detenidos.

Leticia Pérez Ramos y su sobrino, José Julio Pacheco Pérez, sucesora de ferrocarrileros y jefe de estación jubilado, respectivamente, habitan sobre la calle Aldama –la otra vialidad en conflicto es Ferrocarril--, en la población de Cofradía, municipio de Amacueca.

Sin embargo, desde hace casi una década han luchado para impedir que la vialidad, que cuenta con servicios básicos de agua y energía eléctrica, así como la cancha de futbol y sus áreas verdes, se conviertan en propiedad privada.

En su esfuerzo por impedir el despojo, los afectados consiguieron varios documentos oficiales que demuestran que María Guadalupe Cibrián Montes y María Verónica López Núñez, quienes se ostentan como propietarias del predio en disputa, adquirieron de manera irregular la superficie, y que la actual autoridad municipal está coludida en el despejo.

Pacheco Pérez subraya que en el decreto que extingue el organismo público descentralizado Ferrocarriles Nacionales, con fecha 4 de junio de 2001, se estableció en el artículo 2, inciso IV, que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se encargaría de donar a las entidades de los tres niveles de gobierno, a pensionado y jubilados, instituciones públicas o privadas y asociaciones sin fines de lucro los activos remanentes, incluyendo las casas habitación, “a fin de que sean utilizados para beneficio social”, no para un aprovechamiento privado, insiste.

El 7 de junio pasado Pacheco López solicitó al primer edil, Anaya Valenzuela, ampararse para evitar perder las áreas de uso común, pero no obtuvo respuesta.

Una de las pruebas de los quejosos es el oficio –DGAG/1223/2010-- que emitió la Dirección Comercial y de Atención a Gobierno de Ferrocarriles Nacionales de México, a cargo de Jaime Reyes Montoya, con fecha del 16 de agosto de 2010, en el cual a raíz de una solicitud por parte de Pacheco Pérez de investigar al invasión a dos predios, la empresa en liquidación respondió que, según el expediente DCAG-GI-13-2561, en diciembre de 2001 Cibrián Montes y López Núñez, por medio de su representante Susana Ojeda Rosales, solicitaron comprar una superficie de 22 mil 250 metros cuadrados, divididos en tres polígonos, correspondientes a la línea 1 de la Estación de Atoyac (conocida como Cofradía del Rosario), municipio jalisciense de Amecueca.

Luego de un avalúo –identificado con el número VMA/09-0150-- que realizó Vicman Avaluos SC, se ponderó un precio de venta por 79 mil 700 pesos, cuando su valor fiscal es de casi 1.3 millones y la superficie que tienen registrada ante catastro es de sólo 9 mil 930 metros cuadrados.

La compra venta, con fecha 3 de abril de 2008, se canalizó a través de Sergio Alejandro López Rivera, fedatario número 64 de Guadalajara. Sin embargo, de acuerdo con el oficio de la Dirección Comercial, la carta “de instrucciones al notario se envió por parte de este organismo el 24 de marzo del presente año (2010), sin que aún se haya protocolizado la escritura.

“Cabe destacar que la operación en comento fue totalmente apegada a la normatividad del procedimiento P-023 de ventas establecido en este organismo”.

No obstante, en una búsqueda que se hizo no se encontró ninguna normatividad que hablé sobre el procedimiento P-023.

Más aún, el 14 de junio pasado el mandatario estatal Jorge Aristóteles Sandoval revocó su fiat a López Rivera por haber reincidido en conductas irregulares en su desempeño como notario.

A la fecha, la propiedad no está asentada en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio, con sede en Ciudad Guzmán. Pacheco Pérez solicitó una búsqueda para saber si María Verónica López y “codueños” tenían alguna propiedad a su nombre.

ahc

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto